Golpe a la mafia china.
Golpe a la mafia china. EUROPA PRESS

Una operación de los Mossos d’Esquadra ha desarticulado a la mayor banda de la mafia china en Cataluña conocida como ‘Bang de Fujian’, una organización criminal integrada por personas de la región china de Zhejiang que se dedicaba al tráfico de seres humanos, prostituyendo a chicas chinas en locales de alterne de Barcelona.

La banda también se dedicaba al cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes, a hacer préstamos a ciudadanos chinos en el Casino de Barcelona, a la inmigración ilegal, a coacciones y amenazas así como a la falsificación documental y el blanqueo de capitales.

Durante el dispositivo policial se han conseguido liberar a 22 mujeres víctimas de esta red de explotación sexual.22 mujeres víctimas de esta red de explotación sexual han sido liberadas

En total se han detenido a 25 miembros de la banda, 11 de los cuales han ingresado en prisión. El resto ha quedado en libertad con cargos.

En la operación se han intervenido más de 15.000 plantas de marihuana, un kilogramo de MDMA, cantidades menores de cocaína, vehículos de alta gama y 215.000 euros en metálico. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

La investigación tiene su origen en otra operación llevada a cabo el pasado mes de junio que permitió desarticular a otra organización llamada “Bang de l’Arc de Triomf”, integrada por personas de origen chino que se dedicaba a las extorsiones a comerciantes, al tráfico de drogas y a las agresiones por encargo.

Una investigación larga y complicada

La indagación se inició en agosto de 2016 cuando tres miembros de "Bang de Fujian", intentaron matar con un arma blanca a otra persona de nacionalidad china en medio de la vía pública y a plena luz del día.

Los Mossos d’Esquadra descubrieron que la víctima había concedido un préstamo a un conocido en una sala de juegos. Esta era una práctica habitual de la banda: conceder préstamos a personas en el mundo del juego y las apuestas y quedándose con la documentación para asegurarse que no huyeran y devolverían la deuda.

Durante los ocho meses que ha durado la investigación, la policía ha podido comprobar que la banda estaba organizada jerárquicamente y liderada por personas muy influyentes dentro de la comunidad china en Cataluña. Además, el grupo criminal también tenía conexiones a nivel internacional, sobre todo con Holanda, Inglaterra, Canadá y China.

Red de prostitución

La actividad principal de la organización era el tráfico de seres humanos con finalidad de explotación sexual en diferentes prostíbulos que gestionaba la misma banda.

Las mujeres eran trasladadas de forma irregular desde China hasta Barcelona con escala previa en países que no cuentan con medidas de control migratorio tan exigentes como las de España. Era entonces donde las proveían de documentación falsificada.

Las víctimas adquirían una deuda con la organización de entre 10.000 y 15.000 euros que estaban obligadas a abonar ejerciendo la prostitución. En ocasiones, los arrestados las engañaban, por lo que desconocían cuál sería su destino final y la actividad que tendrían que ejercer una vez llegaran a Barcelona.

La banda contaba con una estructura diseñada para el control de las mujeres: un miembro destacado de la organización se ocupaba de liderar el negocio mientras que de la gestión más directa se dedicaba una mujer que hacía de madame (denominada en China Mama San). Además, en los prostíbulos también había el Da ge, que se ocupaba de la seguridad y del control de las mujeres en ausencia de la Mama San.

Cultivo de marihuana

Además del negocio de la prostitución, la banda “Bang de Fujian” ganaba dinero con el cultivo industrial de marihuana. Tenían plantaciones profesionales con extractores, instalación eléctrica, dobles paredes para esconder la droga, riego automático, secadores y seguridad. Producían una cosecha al mes y por cada una ganaban 300.000 euros.Por cada cosecha ganaban 300.000€

La droga se destinaba a países del norte de Europa con el objetivo de multiplicar beneficios.

La organización también distribuía una droga llamada MDMA tanto a ciudadanos chinos como a clientes de los prostíbulos y para realizar la distribución al por menor la banda disponía de una red de "taxistas" clandestinos.

El pasado día 10 de abril se culminó un dispositivo conjunto, con la detención de 25 personas en 18 entradas y registros (9 domicilios, cuatro prostíbulos y cinco inmuebles con plantaciones de marihuana).

La actuación se desarrolló de forma simultánea en Barcelona, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, L'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Sant Pere de Ribes, Sant Cugat de Sesgarrigues y Orkoien (Navarra).

En el inmueble fueron detenidos dos chicos asiáticos, ya en prisión, e incautadas un total de 2.256 plantas de marihuana de distintos tamaños.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.