Un espectacular corrimiento de tierras en el cerro de Pui Pinos de la ciudad turolense de Alcañiz se llevó por delante la pasada madrugada al menos cinco edificaciones de la Ronda de Teruel de esta localidad, lo que ha provocado el desalojo de 33 personas.

El desprendimiento ha atravesado incluso la carretera y se ha precipitado al otro lado en el que no hay ninguna edificación, aunque sí hay una caída de varios metros. Efectivos del cuerpo de bomberos, junto con la policía local y miembros de protección civil están trabajando en la zona en lo que era el paso de la antigua N-232 en su travesía por Alcañiz.

Desde el despacho del arquitecto José Ángel Gil, han manifestado la extrañeza de que este desplazamiento no esté asociado a una época de precipitaciones, aunque han emplazado al posterior estudio del terreno para conocer sus causas definitivas.

Los vecinos desalojados han sido trasladados al Hotel Guadalope. Del total de 33 personas desalojadas, 12 de ellas vivían en las casas que se han derrumbado y que estaban situadas en una ladera, en la Ronda de Teruel, en el antiguo paso de la N-232. El alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, ha visitado a los afectados que se encuentran en el Hotel Guadalope, donde se ha dispuesto su alojamiento.

Consulta aquí más noticias de Teruel.