El detenido, de 34 años, una vez interceptado cuando intentaba esconderse en casa de un amigo, llevaba documentación falsa, en la que aparecía su fotografía, pero los datos de identidad eran los de su hermano.

Los agentes le trasladaron a dependencias policiales, donde fue plenamente identificado como la persona que estaba siendo reclamada por las autoridades rumanas desde el año 2007, por un robo violento.

El detenido ha sido trasladado a Madrid para ser puesto a disposición de la Audiencia Nacional para su extradición.

Consulta aquí más noticias de Castellón.