Madre de la niña rumana muerta
Trasladan a la madre de la niña al Juzgado. Alberto Rey
La Guardia Civil ha detenido a los padres de una niña de tres años, de nacionalidad rumana, que ingresó muerta esta madrugada en el Hospital de Siberida-Serena, ubicado en
Talarrubias (Badajoz). La pequeña presentaba diversas heridas y hematomas.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura, sobre las doce de la noche la Guardia Civil tuvo conocimiento, mediante una llamada telefónica al 112 del Centro de Emergencias de Extremadura, del ingreso de esta menor y de las condiciones del mismo.
Se espera el resultado de la autopsia para aclarar las causas de la muerte de la menor

Ante la sospecha de que la menor pudiera haber sido víctima de malos tratos, detuvieron a los ciudadanos rumanos y padres de la menor, ambos de 18 años, como posibles autores de un delito de malos tratos en ámbito familiar, a la espera del resultado de la autopsia.

La otra hija de los ahora detenidos, algo menor que la fallecida, ha sido trasladada hasta el Centro de Menores ´Pedro Valdivia´ de Villanueva de la Serena.

La abuela ya fue denunciada por malos tratos a la fallecida
Sobre este caso, la Dirección General de Infancia y Familias de la Junta de Extremadura ha informado de que ya había actuado tras la denuncia por malos tratos presentada por la Guardia Civil contra su abuela. Las menores vivían entonces con ella porque sus padres trabajaban en Sevilla.

De acuerdo con el protocolo establecido para estos casos, en los que prima la protección de las menores, la Junta acogió a las dos niñas en uno de sus centros e inició el estudio del caso.

En ese momento, se puso en contacto con los padres de las niñas, les informó de lo sucedido y, en todo momento, los progenitores accedieron a las condiciones propuestas por los Servicios Sociales de Base del Ayuntamiento de Talarrubias y el equipo de menores de la Junta para que las menores retornaran con ellos. Una de esas condiciones era el alejamiento de la abuela, por lo que los padres trasladan su residencia de la localidad pacense de Siruela a Talarrubias.

La última visita de los técnicos de la Junta de Extremadura y de los Servicios Sociales del Ayuntamiento a la familia se produjo el pasado viernes, 2 de noviembre. La Junta de Extremadura asegura que los progenitores "nunca dieron muestra de actitud violenta con sus hijas".

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ