Policía
Un agente de la Policía Nacional. EUROPA PRESS

El informático ruso detenido en Barcelona el viernes controlaba cientos de miles de ordenadores distribuidos en todo el mundo a través de los que robaba credenciales personales y distribuía 'spam'.

Los investigadores estiman que el detenido estuvo cometiendo estos ciberdelitos durante más de diez años obteniendo "pingües beneficios económicos", según ha informado este lunes en un comunicado la Policía Nacional, que detuvo al cibercriminal en colaboración con el FBI.

Tras su detención, los agentes han procedido a desmantelar la infraestructura informática que controlaba, liberando de manera masiva ordenadores de víctimas infectados con el 'malware' que utilizaba el detenido para controlarlos.

El arrestado, de 36 años, había creado durante varios años una infraestructura cibernética en forma de 'botnet' o red de ordenadores: controlaba así a sus víctimas de forma remota, sin conocimiento de sus propietarios, a través de servidores de comando y control utilizados generalmente para la ejecución de actividades ilícitas.

En este caso, el detenido controlaba la conocida 'botnet Kelihos', formada por cientos de miles de ordenadores distribuidos internacionalmente, a través de la cual no sólo sustraía todo tipo de credenciales de carácter personal de los ordenadores, sino que también la usaba para distribuir 'spam' y para infectar con software malicioso.

Principalmente era de tipo 'ransomware', es decir, software malicioso que bloquea el acceso a la información contenida en el sistema mediante su cifrado, pidiendo rescate económico para su liberación, según la Policía Nacional.

Piotr Levashov

La Embajada rusa en Madrid confirmó el domingo la detención de este programador ruso: "Confirmamos que los agentes de seguridad españoles en Barcelona detuvieron al ciudadano ruso Piotr Levashov", explicó el jefe del departamento consular de la Embajada rusa, Andrei Konstantinov, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Levashov, de 36 años y residente de San Petersburgo, fue detenido en España a solicitud de Estados Unidos en un apartamento de Barcelona, donde estaba de vacaciones con su mujer e hijo, según informó la televisión rusa RT citando a la esposa del informático.

Según la esposa de Levashov, los policías irrumpieron en el apartamento que el matrimonio había alquilado en la capital catalana para detener a su marido y confiscaron todos los dispositivos electrónicos.

La Embajada rusa en Madrid ha confirmado por su parte la detención del programador ruso Piotr Levashov. "Confirmamos que los agentes de seguridad españoles en Barcelona detuvieron al ciudadano ruso Piotr Levashov", ha explicado el jefe del departamento consular de la Embajada rusa, Andrei Konstantinov, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Un portavoz de la división criminal del Departamento de Justicia estadounidense, Peter Carr, no ha podido dar tampoco más detalles. "El caso sigue bajo secreto, así que no hay información que dar en este momento", ha explicado.

La división criminal funciona de forma independiente a la división de seguridad nacional, responsable de la investigación de los ciberdelitos de otros Estados.

Implicado en la injerencia rusa en las elecciones de EEUU

Levashov estaría implicado en la injerencia rusa en las recientes elecciones presidenciales estadounidenses.

Un tribunal de Barcelona ha celebrado ya una audiencia vía Skype con un tribunal de Madrid, tras lo cual se dictaminó el arresto a Levashov, que de momento se encuentra en una cárcel barcelonesa, ha indicado María Levashova.

Según RT, la esposa del programador pidió ayuda al defensor de derechos y vicepresidente de la oficina rusa del Comité Internacional para la Protección de los Derechos Humanos, Alexander Ionov, que defiende también a Stanislav Lisov, otro informático ruso detenido en enero en España a petición de Estados Unidos. Lisov era requerido por Estados Unidos por liderar una red de fraude financiero.

Levashov alcanzó por primera vez la notoriedad en 2009, cuando apareció en la lista Newsweek de los mayores responsables de envíos de mensajes basura a nivel mundial. Se le identifica como Piotr (Peter) Levashov también conocido como Peter Severa y aparece en el puesto siete.

Además, a Levashov se le relacionó en su día con Alan Ralski, quien salió a la luz pública en 2003 por liderar una gigantesca red de mensajes basura que llegaba a enviar 1.000 millones de correos diarios. Ralski fue juzgado y condenado en Detroit y salió de prisión en 2012. Levashov nunca fue imputado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.