El pleno del Ayuntamiento de Ferrol ha aprobado, con los votos a favor del gobierno -formado por Ferrol en Común y dos ediles no adscriptas-, Partido Popular y Ciudadanos, la firma de un convenio con Augas de Galicia que permite activar el sistema de saneamiento en la ría ferrolana, mientras que los otros dos partidos con representación en este municipio, PSOE y BNG, han votado en contra.

Al término de una sesión extraordinaria, celebrada este martes, que ha tenido momentos de crispación importante, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez (FeC), ha mostrado su satisfacción porque "éste era el paso" que querían dar. "Como es la activación del saneamiento de las aguas residuales y pluviales, algo por lo que llevamos aguardando más de 30 años", ha abundado.

Al respecto, ha comentado que esta decisión "no implica ningún tipo de renuncia a remunicipalizar servicios ni renunciar a la reclamación de los daños existentes en la estación depuradora y que no le correspondían sufragar al Ayuntamiento de Ferrol".

Suárez también ha asegurado que la crispación vivida en el pleno "da vergüenza que se transmitan hacía la ciudadanía", al mismo tiempo que ha destacado que en las próximas horas mantendrá "un encuentro con Emafesa". "Quiero recordar que es una empresa pública", ha matizado, y, según sus estimaciones, "el saneamiento comienza ya".

CRÍTICAS ENTRE EXSOCIOS

Fue una intervención del alcalde durante la sesión plenaria la que ha motivado el cruce de declaraciones entre los que formaron el gobierno municipal al comienzo de la legislatura. Suárez ha asegurado que los integrantes del grupo socialista "no tienen ni vergüenza ni dignidad, porque durante un año y medio fueron concejales de Servicios".

"Aquí, los dos amigos -en alusión a los ediles Bruno Díaz y Germán Costoya -, y lo único que hicieron fue pedir tres informes que guardaron en un cajón y que ni tan siquiera sometieron a informe de ningún funcionario público, y como esos otros tantos temas, como el servicio de recogida de basura, en donde incluso el señor Díaz planteó la creación de una empresa mixta, para la que incluso ya tenía nombre", ha comentado.

Estas afirmaciones motivaron una "feroz" respuesta de Beatriz Sestayo, que ha tachado las manifestaciones del regidor ferrolano como de "basura", además de emplazar a Suárez a que "si es tan cobarde como para no mantener su postura, y la de su organización, Esquerda Unida, no insulte a los demás".

También Sestayo ha manifestado que el grupo del PSOE "ha tenido que aguantar todo tipo de presiones para no adjudicar un contrato eléctrico que usted ante de gobernar calificada como de un auténtico pelotazo", lo que ha motivado que el regidor respondiera con una sonrisa y Sestayo le haya espetado: "Ríase y de paso vaya a tomarse una copa a la bañera".

RESTO DE GRUPOS

Por parte del Grupo Municipal del Partido Popular, su portavoz, Martina Aneiros, ha justificado el voto de su organización a favor de la firma de este convenio. "Porque de no ser firmado, no se podrá dar continuidad al saneamiento en la Ría de Ferrol, algo en lo que creíamos desde el PP y en el que seguimos creyendo", ha afirmado.

Al mismo tiempo ha estimado que "este convenio es necesario para no paralizar la depuración de las aguas". "Viene a demostrar que aunque nos acusen de bloquear, quienes bloquean son otros y desde luego nosotros no vamos a impedir la puesta en marcha del saneamiento", ha abundado.

El portavoz del BNG, Iván Rivas, ha vuelto a mostrar su rechazo a este acuerdo entre Augas de Galicia y el Ayuntamiento de Ferrol, por lo que reclamó de nuevo que sea el ente dependiente de la Xunta el que se haga cargo de la estación depurador "por ser sus propietarios", además de criticar que se realice a la empresa Emafesa dicha encomienda.

El nacionalista ha acusado al gobierno de Ferrol de "perder en el día de hoy el último resquicio de motivación que les podía quedar para hacer algo diferente en esta ciudad". "Se convierten en cómplices de todo el desastre del saneamiento de las decisiones que tomó el Partido Popular en el anterior mandato, cruzando el Rubicón, hoy no hay alternativa, y con este convenio, además de oficializar los que hasta ahora era un pacto oficioso, oficializan su conversión en un partido satélite del PP", ha señalado.

Por último, la única edil de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret, ha votado a favor, "para poder activar el saneamiento y luego ya nos pondremos a negociar una nueva tasa".

En el pleno extraordinario no han participado dos concejales. Así, el edil del PP Alejandro Langtry ha disculpado su presencia por enfermedad, mientras que una de las integrantes del ejecutivo, Esther Leira, tampoco ha estado presente en la sesión, sin darse en este caso un motivo que justifique su ausencia. Y el portavoz de Ferrol en Común, Álvaro Alonso, ha estado buena parte del pleno fuera del salón.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.