En declaraciones a los periodistas ambos dirigentes sindicalistas se han referido al hecho de que un grupo de agricultores del Condado de Huelva se haya encadenado desde primera hora de la mañana de este lunes a las puertas de la sede de la Delegación de la Junta en esta provincia para pedir al Gobierno andaluz que "dé solución a unas 1.500 hectáreas" que el Plan Especial de ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana "deja fuera de regulación", en aplicación de la Ley Forestal de 1992.

Donaire ha hecho hincapié en la importancia de que las administraciones den una solución a los regantes puesto que el sector es "necesario para la economía" de Huelva, mientras que Emilio Fernández ha recordado que su sindicato siempre ha defendido que se garantice el agua en superficie.

En este aspecto, Fernández ha explicado que esto supondría aligerar la carga hídrica de Doñana, al tiempo que ha remarcado que se garantiza el empleo y el desarrollo en la provincia.

El secretario general de CCOO en Huelva ha puesto de relieve, además, la importancia de que se realice la ordenación del territorio y el agua se gestione con criterios de sostenibilidad porque "defendemos el uso y no el abuso del agua", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Huelva.