En rueda de prensa, Carmen Martínez ha afirmado que el futuro del Pirineo oscense "está hipotecado" porque, a falta de ocho meses para que se haga público el proyecto, se desconoce qué comarcas resultarán afectadas. Ha recordado que la normativa europea obliga a llevar a cabo un proceso participativo que todavía no ha comenzado.

La dirigente de Chunta ha dicho que este tipo de proyectos benefician a las grandes empresas del "lobby energético" con cientos de millones de euros de beneficios y "pasan por alto la soberanía del pueblo aragonés", añadiendo que el PP considera que Aragón es "tierra de paso". Ha alertado de los "fantasmas repetitivos", como el del trasvase o el de estos proyectos.

Joaquín Palacín ha expresado que esta situación se repite desde hace 30 años, en alusión a los fallidos proyectos de líneas de alta tensión Aragón-Cazaril y Graus-Sallente, todos con "un mismo objetivo: hipotecar el futuro de Aragón", perjudicando a unas comarcas que viven del entorno natural. Ha observado que Red Eléctrica Española no ha retirado las pilastras del proyecto Aragón-Cazaril.

Además, ha manifestado que las Cortes de Aragón han rechazado estos proyectos y ha aseverado que este tipo de líneas de alta tensión responde a un modelo energético "caduco", basado en la energía nuclear y que es "innecesario" para la Comunidad Autónoma, apostando por las energías renovables y el transporte corto de electricidad.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.