Así, Galindo ha informado de que presentará una moción para que la Diputación inste a la Junta de Andalucía a cumplir la directiva 92 de la Unión Europea de conservación de hábitat y declare el área zona de especial conservación.

El proyecto, ha dicho, "está concitando un alta oposición vecinal, después de que el Ayuntamiento del Rincón de la Victoria anunciara una inversión de seis millones de euros en crear un paseo marítimo por la actual senda litoral".

Carmen Molina, que también forma parte de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento andaluz, ha explicado que esos seis millones son solo un inicio, "pues a la larga los costes económicos se volverían insostenibles".

"El proyecto solo actúa en una parte, lo que obligará a rellenar las playas cada vez que haya temporales, con el consiguiente gasto económico para nuestros bolsillos", ha manifestado. En ese sentido, ha añadido que la "creciente frecuencia y dureza de temporales provoca un aumento galopante del gasto en regeneración de las playas de la provincia, con importes de 1,2 millones en 2015; 1,5 millones en 2016 y 4,1 millones en 2017".

A su juicio, "es un grave error no entender el litoral como un ecosistema interrelacionado que contiene a la playa, fondos marinos y cuenca de arroyos que desembocan en él".

La senda actual transcurre entre un paraje de dunas, "que debe ser protegido, tal y como se hace en otros municipios, como Marbella", ha recalcado Galindo, puesto que permite la proliferación de flora específica y protegida. "Es el caso de los lirios del mar, que precisan de arena para florecer y son propios de entornos dunares", ha resaltado.

Ha destacado que la localidad "precisa de actuaciones mucho más urgentes, empezando por mejorar la red separativa de aguas y saneamiento, que están contaminando las playas, como vienen reclamando la población desde hace años".

Consulta aquí más noticias de Málaga.