Los ayuntamientos 'salvaron' el déficit en 2016 y permitieron el primer cumplimiento a Rajoy

  • El déficit público en España cerró 2016 en el 4,54%, ligeramente por debajo del objetivo del 4,6%: sin contar ayudas a la banca se queda en el 4,33%.
  • El superavit de los ayuntamientos compensa los excesos sobre el objetivo de déficit que han marcado la Administración Central y las comunidades.
  • Las regiones cerraron con un desfase del 0,82%, la mitad que hace un año. "Y eso que decían que estaban fuera de control", dice Montoro.
  • La Seguridad Social cunple su objetivo pero presenta 18.096 millones de agujero, el mayor de la historia en España en un solo ejercicio.
  • Lee la presentación del cierre presupuestario de Hacienda [PDF].
Montoro, durante la presentación del cierre de las cuentas públicas en 2016.
Montoro, durante la presentación del cierre de las cuentas públicas en 2016.
EFE//Javier Lizón
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha hecho publico este jueves el cierre del déficit del conjunto de las administraciones públicas en 2016. Se ha cumplido el objetivo del 4,6% del PIB pactado con Bruselas para todo el año al situarse finalmente en el 4,54%, seis centésimas por debajo del objetivo. Sin contar las ayudas a la banca, el desfase de las cuentas públicas se queda en el 4,33% (más de 48.000 millones).

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha hecho publico este jueves el cierre del déficit del conjunto de las administraciones públicas en 2016. Se ha cumplido el objetivo del 4,6% del PIB pactado con Bruselas para todo el año al situarse finalmente en el 4,54%, seis centésimas por debajo del objetivo. Sin contar las ayudas a la banca, el desfase de las cuentas públicas se queda en el 4,33% (más de 48.000 millones).

"Hemos cumplido el objetivo que nos habían marcado las instituciones europeas", ha presumido Montoro sobre un desfase que se elevó el año pasado a 50.576 millones de euros. "La reducción del déficit es un instrumento poderoso para mejorar la economía española y, si no lo hubiéramos reducido, no estaríamos creciendo ni creando empleo en nuestro país porque es la causa del crecimiento económico".

Por administraciones, el objetivo de la Administración Central para 2016 era cerrar con un déficit del 2,2%, pero finalmente se ha excedido al 2,52%, unos 28.019 millones. "El objetivo sí se habría cumplido sin las operaciones financieras del FROB", ha matizado Hacienda.

2016ObjetivoDéficit/Superávit (millones)% PIB
Administración Central-2,2%-28.019-2,52%
Comunidades autónomas-0,7%-9.155-0,82%
Ayuntamientos0%+7.083+0,64%
Seguridad Social-1,7%-18.096-1,62%
TOTAL-4,6%-48.187-4,33% (*)

Fuente: Ministerio de Hacienda

(*) La cifra se eleva al 4,54% al incluir los 2.381 millones de ayudas a la banca

Las comunidades, por su parte, debían registrar un déficit del 0,7% y han cerrado con un desfase del 0,82% (9.155 millones), la mitad que un año antes. Once comunidades (lideradas por Canarias y Baleares) han cumplido el objetivo, pero las seis restantes (Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura, Cataluña, Cantabria y Asturias) superaron lo permitido.

"Las autonomías han usado los nuevos recursos de los que han dispuesto por el sistema de financiación para reducir el déficit. Así que esos que decían que no había control de las cuentas de las comunidades... pues no es cierto", dice Montoro sobre un análisis que han compartido varios organismos.

Los ayuntamientos —que tenían el equilibrio fiscal como meta— obtuvieron su quinto superávit consecutivo debido al 1,5% de encogimiento de gastos y aumento de ingresos. Este año marca 7.083 millones (un 39% más que en 2015), lo que aporta un 0,64% de superavit a las cuentas públicas. "Este buen comportamiento se debe a la aplicación de las reglas fiscales y a la buena evolución de los ingresos", ha explicado Hacienda.

El mayor "deterioro" de la Seguridad Social

La meta de déficit de la Seguridad Social era del 1,7% del PIB (unos 18.935 millones de euros) pero finalmente ha sido inferior a lo previsto: un 1,62%. La cifra supone 18.096 millones de agujero en las cuentas del sistema, el máximo de la historia en un ejercicio. Y ha sido el principal motivo por el que durante todo el año se tuvo que tirar de la 'hucha de las pensiones' para hacer frente al pago de las prestaciones.

Montoro admite este "deterioro" de las cuentas de la Seguridad Social pero lo achaca a que cada año han "subido las pensiones de forma sistemática, lo que hace que el gasto crezca a mayor ritmo que los ingresos". La revalorización de las pensiones en los últimos años, en todo caso, ha sido del 0,25%, el mínimo legal que podía aplicar el Ejecutivo.

El ministro explica que los años de recesión fueron de reducción de cotizantes pero ahora, dice, estamos en una situación inversa. "Los ingresos de la Seguridad Social están creciendo un 6% y este año será el primero en que suban más que los gastos", augura.

El Gobierno lanza un capote al resto de partidos para llegar a un acuerdo y solucionar este déficit de la Seguridad Social. "Este déficit se puede absorber en el conjunto de las Administraciones Públicas. Hay que corregirlo, pero con acuerdos politicos que garanticen la sostenibilidad del sistema publico a largo plazo".

Primer cumplimiento de la era Rajoy

Es la primera vez en la legislatura de Rajoy que España cierra el año con un déficit por debajo del objetivo de Bruselas. El ajuste ha sido de solo oho décimas respecto al 5,1% de déficit en 2016 y se cumple además porque la CE ablandó el tope en la primavera del 2016 (del 3,6% al 4,6%) al prever que la falta de Gobierno impediría al país tomar medidas para un ajuste mayor.

El ministro matiza este ablandamiento de Bruselas con la exigencia presupuestaria a España. "Hemos bajado el déficit a menos de la mitad del que había en 2011. ¿Estamos creciendo? Sí. ¿Estamos creando empleo? Sí. Pues esto es lo que cuenta realmente".

A cambio, Bruselas impuso para 2017 un ajuste más intenso: 1,5 puntos, unos 17.000 millones de euros entre subidas de impuestos —como la anunciada en diciembre— y recorte de gastos y así dejar el déficit público en el 3,1%, a las puertas del 3% máximo que marca el Pacto de Estabilidad.

Montoro apunta a que el déficit público español "bajará del 3%" ya este años, pero la Comisión no lo cree así; en sus últimas previsiones calcula que el déficit solo menguará hasta el 3,5%, cuatro décimas sobre el límite.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento