Afectados con uno de los escritos de reclamación
Afectados con uno de los escritos de reclamación Europa Press

La portavoz de las familias, Sara Fernández, ha indicado a Europa Press que el problema lo llevan arrastrando desde que comenzó el presente curso escolar cuando la Delegación de Fomento autorizó a la empresa que realiza el transporte escolar y también el urbano que redujera de dos a uno los autobuses y que un único vehículo hiciera los dos servicios con horarios diferenciados.

Aldeaquemada y La Carolina están separados por algo más de 40 kilómetros, de los que su inmensa mayoría transcurren por carretera de sierra. Fernández indica que el autobús sale a las siete de la mañana y "va a todo correr" porque tiene que estar de vuelta a las 8,30 horas para hacer el servicio ordinario de viajeros.

"Un trayecto en el que se tarde entre 45 y 50 minutos, se está realizando en poco más de media hora, con el consiguiente riesgo para nuestros hijos", ha subrayado Fernández. Tanto esa así que el pasado mes de febrero, el bus escolar ya tuvo un percance en la carretera cuando volvía de vacío de dejar a los menores y rozarse con un camión estacionado en una curva y que no pudo esquivar.

A la hora de la recogida del mediodía para regresar a Aldeaquemada, los padres y madres se quejan de retrasos "sistemáticos" en los que los menores han llegado a estar hasta más de 20 minutos esperando a que llegara su autobús.

"No podemos seguir así porque está en juego la vida de nuestros hijos", ha indicado la portavoz y ha añadido que el 30 y 31 tienen permiso concedido de la Subdelegación para concentrarse a las siete de la mañana y hacer "un plante" al autobús. Después de estos dos días, el alumnado seguirá sin ir a clase hasta que "tengamos una solución".

Precisamente, este lunes han mantenido una reunión con la delegada de Educación, Yolanda Caballero, de la que, según Fernández, no han sacado nada en claro puesto que se les remite a la Delegación de Fomento porque aseguran que "ellos no son los competentes en este tema". También desde la Delegación de Fomento se han puesto en contacto este lunes para decirles que el tema es competencia de Educación y que en todo caso se dirijan a la empresa concesionaria o incluso a la Guardia Civil.

"Unos por otros y la casa por barrer y nosotros estamos cansados de que nos traten como una pelota", ha apuntado Fernández, al tiempo que ha subrayado que han perdido la cuenta de los escritos que han remitido a las dos delegaciones de la Junta sin que hasta ahora se haya solucionado el problema, aunque han agradecido que "por lo menos, la delegada de Educación ha dado la cara y se ha reunido con nosotros, aunque no hayamos sacado nada en claro y estemos en el mismo punto".

Los padres y madres agradecen el papel que está desempeñando la Guardia Civil que "en la medida de las posibilidades" está pendiente de que el autobús cumpla con los límites de velocidad, aunque el día que no lo pueden hacer "ese día vuela el autobús y nuestros hijos, también".

Consulta aquí más noticias de Jaén.