Perro de presa canario.
Perro de presa canario. WIKIPEDIA

Los dueños del perro de presa canario que atacó a una niña y a su madre en Colmenarejo el pasado viernes 17 de marzo se enfrentan a una sanción del Ayuntamiento de entre 4.000 y 15.000 euros.

Así lo ha confirmado a Europa Press el concejal de Seguridad, Fernando López Sevillano, que ha explicado que la sanción se resolverá a raíz del expediente abierto en el Ayuntamiento tras el ataque.

El pasado viernes, el animal atacó a la menor, de cuatro años, y a su madre, además de matar a otro perro. La niña sufrió mordiscos en la cabeza, el abdomen y la espalda, por los que recibió más de 20 puntos. Asimismo, la madre, al intentar librar a su hija del ataque, sufrió heridas en las manos.

Según el edil, el can no contaba con licencia municipal para perros peligrosos y además, pese a estar en una parcela de propiedad privada, la misma pertenecía a dos viviendas por lo que "debería haber estado atado o con bozal". El concejal ha relatado que el perro contaba con chip y estaba asegurado.

El animal, en cuarentena

Por su parte, fuentes de la Guardia Civil han señalado que el perro está en cuarentena ingresado en unas instalaciones municipales para comprobar si da positivo en "rabia o alguna otra enfermedad infecciosa".

A su vez, fuentes del Ayuntamiento de Guadarrama han confirmado que el animal está en las dependencias de Fenix Can, al tener un convenio con el Ayuntamiento de Colmenarejo y que ahí permanecerá hasta que "el juez decida y se resuelva el asunto de forma judicial".

"Está en un chenil individual, como el resto de los perros que hay en estas instalaciones. Incluso, desde que se produjo el ataque, sus dueños han venido a visitarlo", han añadido estas fuentes.

En cuanto a cómo sucedieron los hechos, el concejal de Seguridad de Colmenarejo ha explicado que el ataque se produjo el pasado 17 de marzo, cuando la niña, de cuatro años, acudió a casa de sus familiares con un perro bichón maltés que le habían dejado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.