Un grupo de activistas de la organización de jóvenes de la izquierda independentista Arran han ocupado este lunes el vestíbulo de la sede del PP situado en la calle Urgell de Barcelona para presentar la iniciativa La Clave que reclama la celebración del referéndum de independencia.

Los jóvenes han intentado entrar en la sede del PP de Barcelona pero los servicios de seguridad se lo han impedido por lo que han realizado una concentración en la calle. El grupo de jóvenes independentistas mostraban urnas de cartón y una pancarta con el lema "La autodeterminación no se negocia. Referéndum sí o sí!".

La portavoz de Arran, Mar Ampurdanès, ha denunciado la actitud antidemocrática del PP contra el referéndum y también ha alertado a JxSí que "abandone la vía del pacto, que convoque el referéndum y que no de marcha atrás. El pueblo no admite traiciones", ha advertido.

Los Mossos d'Esquadra han desalojado a los concentrados después del acto reivindicativo.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha acusado a la CUP de "fascistas" y "violentos" tras el intento de ocupar la sede de su partido, que ha dejado claro que "no se asustará" y presentará una denuncia contra la diputada cupera Anna Gabriel -presente en la acción- y su "tribu".

Puigdemont considera que es un error

Mientras, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha condenado este lunes la protesta de medio centenar de miembros del movimiento de la izquierda anticapitalista. "Cualquier acción que intente limitar la actuación de cualquier grupo político es absolutamente condenable", ha dicho Puigdemont en Boston durante su viaje oficial a EE.UU., según un comunicado.

El presidente ha llamado a los que "tiene estima por el proceso político que vive Catalunya que es impecablemente democrático y pacífico" para que respeten la voluntad de la mayoría de catalanes.

A juicio de Puigdemont, esa mayoría quiere hacer "las cosas bien, dialogadas, con convivencia y en positivo, respetando todas las opiniones". Por eso, en referencia a la acción de Arran de este lunes ha afirmado que "no sólo no ayudan sino que dan argumentos a aquellos que no quieren dar ninguna oportunidad al diálogo y a la negociación" entre Catalunya y España.

"No es el bueno camino. Es un error. Solidaridad absoluta", ha zanjado en referencia al PP de Catalunya, en cuya sede han enganchado pegatinas y carteles exigiendo el referéndum durante la protesta.

Santamaría pide a la Generalitat que rompa con la CUP

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido a la Generalitat que "rompa de una vez por todas" con la CUP, un partido, ha dicho, que "impide la libertad de expresión, no cree en la democracia y no respeta la libertad de los demás para hacer política".

La vicepresidenta ha advertido además de que la CUP está tratando de marcar "un cambio de modelo social y radical" y "el problema" es que la Generalitat está "sucumbiendo a esta deriva".

Una deriva que se está viendo, ha dicho, en el proceso de elaboración de los presupuestos, y en cómo la CUP está "marcando los tiempos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.