Ciclón Debbie
Un hombre protege su tienda con sacos de arena cerca de la ciudad de Townsville, en Queensland, Australia, ante la inminente llegada del ciclón Debbie. Dan Peled / EFE-EPA

Las autoridades australianas luchan contrarreloj para evacuar a miles de personas ante la llegada del ciclón Debbie, el más potente de los últimos años y que se espera que toque tierra el martes en el noreste del país.

El Debbie, actualmente de categoría 2, podría alcanzar la categoría 4 cuando golpee tierra firme el martes alrededor de las 7:00 hora local la costa norte del estado de Queensland, según la Oficina de Meteorología.

Esta agencia indicó que la tormenta será la más potente en afectar Australia desde el ciclón Yasi en 2011, que generó un oleaje que causó numerosos daños en el litoral.

Los meteorólogos esperan que Debbie toque tierra cerca de la localidad de Townsville con un núcleo de 100 kilómetros de ancho y vientos de 230 kilómetros por hora cerca de su centro. "La fuerza de los vientos que se esperan en la región de Townsville serán más severos que aquellos que experimentamos con el Yasi", dijo en una rueda de prensa la jefa del Gobierno de Queensland, Annastasia Palaszczuk.

Las autoridades han emitido una alerta entre las ciudades de Cardwell a St Lawrence, que además de Townsville incluye Mackay, Bowen, Collinsville y las turísticas islas de Whitsunday.

Miles de personas ya han sido evacuadas del área y los centros educativos y guarderías han sido cerrados hasta nuevo aviso.

Las aerolíneas Jetstar, Virgin y Qantas han cancelado varios vuelos a Townsville, Hamilton y Mackay, según la agencia local AAP.

Más de mil efectivos de los servicios de emergencia y de las fuerzas armadas australianas han sido desplegados en la región para las tareas preventivas ante la llegada de Debbie.