China
Ubicación de la ciudad china de Dongguan. GOOGLE MAPS

Un trabajador de una guardería en el sur de China fue detenido por intoxicar con fármacos de tratamiento de la esquizofrenia a los niños que cuidaba, lo que obligó a hospitalizar a una decena de ellos, informó el diario Beijing News.

El sospechoso, apellidado Yang, fue arrestado por la Policía Local de Dongguan, en la provincia de Cantón, después de que varios niños del jardín de infancia privado en el que trabajaba fueran llevados por sus padres al hospital en distintos días, desde mediados de la semana pasada.

Las investigaciones preliminares apuntan a que Yang mezcló la comida de los niños en la guardería con clozapina, un tratamiento de urgencia para enfermos de esquizofrenia, lo que causó vómitos, problemas circulatorios y otros síntomas graves a los pequeños.

Uno de los padres contó al diario que llevó a su hijo al médico después de que una noche mostrara sudores y un bajo ritmo cardíaco.

Los menores han logrado recuperarse de la intoxicación y pronto serán dados de alta, mientras en las redes sociales chinas el caso ha generado un amplio debate sobre la necesidad de aumentar los controles a la hora de contratar cuidadores en colegios y guarderías.