El monitor del gimnasio se percató de que su taquilla del vestuario se encontraba abierta después de que dejara con el candado puesto para impartir varias clases. También se dio cuenta de que le habían sustraído dos pares de zapatillas deportivas, una de ellas de boxeo y de un modelo "muy exclusivo".

La víctima localizó esa misma tarde dos pares de zapatillas en una aplicación informática de venta de productos de segunda mano iguales a las suyas, por lo que quedó con el vendedor de las mismas y dio aviso a la Policía.

Los agentes acudieron a la calle de Ontinyent donde el monitor y el "vendedor" habían quedado para realizar la transacción. Tras las pesquisas, averiguaron que el sospechoso había forzado la taquilla con otro joven y que ambos se habían apoderado de los dos pares de zapatillas.

Posteriormente, los policías localizaron al otro sospechoso, que tenía el otro par de zapatillas, y los dos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza. Mientras, los dos pares de zapatillas fueron entregadas a su legítimo propietario. Los jóvenes arrestados, de origen español y sin antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial en Ontinyent.

Consulta aquí más noticias de Valencia.