Cabify
Imagen de archivo de un coche de Cabify en Barcelona. CABIFY

Cabify ha recibido este jueves a los medios de comunicación en sus oficinas en el distrito 22@ de Barcelona, en el que trabajan 17 personas y que están activas desde el pasado mes de diciembre, para explicar su estrategia de expansión en la ciudad, que pasa por incrementar su flota de los 50 vehículos VTC con los que cuentan actualmente hasta los 500 a finales de este año (multiplicándola por 10). 

A mediados de este 2017 esperan haberla multiplicado por cinco, hasta los 250 coches. Calculan que la flota de Madrid, donde operan desde hace cinco años, es de "varios centenares", cifra que no han querido especificar, no obstante, apelando a la "confidencialidad" de la información y a su protección de la misma "ante la competencia directa". Esperan igualmente haber alcanzado más de 1.000 empleos en España entre empleados y conductores.

La tendencia del transporte colaborativo que ellos ejemplifican junto a otras plataformas, como Uber, la han defendido este jueves insistentemente ante los periodistas, y aseverando que su expansión en Barcelona y en España "está asegurada". 

El director de la empresa en Barcelona, Oriol Sanleandro, ha pedido a las autoridades implicadas, especialmente a la Generalitat, que "informen más a los ciudadanos" y al sector del taxi para que se disuelvan "falsas creencias" sobre esta modalidad de transporte que en el caso de Cataluña (mayormente Barcelona) cuenta con 800 licencias circulando por las calles. Cuando Cabify se implantó en Barcelona existían unas 600 VTC en Barcelona.

A finales de año podrían liberarse 3.500 licencias VTC más en Cataluña, pero para ello se tendrá que esperar a la resolución judicial que desde Cabify esperan que sea "favorable" a ellos.

Conflictos "de una minoría"

De esta forma, responden al sector del taxi, que el jueves pasado protagonizó sendas jornadas de huelga en Madrid y en Barcelona (en la capital catalana especialmente virulenta y con un seguimiento masivo) contra las VTC, que consideran una competencia "ilegal".

Sanleandro ha remarcado que el suyo es un negocio "legal" y que por ello no tienen "miedo" al sector del taxi. Al contrario, ha explicado que en Madrid colaboran con él con la flota de Ecotaxis que tienen activa. Dar este paso en Barcelona lo ven aún lejano dado el malestar actual de los taxistas, pero la idea es implantarlo a medio plazo. "Cada día recibimos en nuestras oficinas la visita de taxistas interesados en nuestro servicio", que consideran "compatible" con sus propias aplicaciones.

El responsable de la empresa en Barcelona ha remarcado que el suyo es un negocio "legal" y que por ello no tienen "miedo" al sector del taxi

En cuanto a los conflictos producidos durante la huelga de Barcelona del pasado jueves, en la que algunos chóferes volcaron un coche de Cabify, comentan que los autotes de estos hechos, que denunciaron ante los Mossos, son "una minoría perfectamente identificada" y que no representa al sector del taxi.

Cómo funcionan

Los vehículos de esta "plataforma de movilidad", como se autodefinen, son de alta gama, de color negro y no cuentan con distintivos externos. Pero sí que se distinguen por los modelos de coches usados, porque el conductor va trajeado y por llevar los cristales tintados.

El usuario puede marcar sus preferencias para el trayecto, con un precio fijo, desde la aplicación móvil: la temperatura interior del vehículo, la emisora que desean escuchar, si quieren que el chófer les abra o no la puerta...Aseguran que sus tarifas son un 20% más baratas que las del resto de su competencia y que no aplican suplementos extras al precio final ni por maletas ni por recogidas en el aeropuerto. Y que la mitad de las empresas que cotizan en el Ibex 35 trabajan con ellos.

En España trabajan para unas 3.500 compañías aunque reconocen que el cliente privado es donde están experimentando ahora una mayor expansión.

Las VTC pueden circular por las ciudades mientras reciben clientes pero no pueden captarlos en la calle. En el aeropuerto de Barcelona cuentan con un aparcamiento específico en las terminales 1 y 2. Desde Cabify insisten en la "calidad" de su servicio y en los estándares que exigen a sus conductores. En Barcelona operan con una única empresa operadora.

Este jueves, han aprovechado la conferencia de prensa para anunciar un par de novedades en sus servicios. A partir del próximo lunes, una categoría de envío y recogida de paquetería exprés que implantarán por el momento solo en Madrid y desde el próximo viernes, en Barcelona, la incorporación de una silla para bebé en cada uno de sus vehículos sin coste añadido para el cliente.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.