Ataque en Londres
Agentes de policía británicos permanecen en guardia tras el ataque terrorista ante el Parlamento británico, en Londres. Andy Rain / EFE

La Policía de Nueva York reforzó la seguridad este miércoles en varios puntos de la ciudad, incluido el consulado británico y la misión del Reino Unido ante la ONU, tras el ataque terrorista de Londres, en el que murieron cinco personas y unas cuarenta resultaron heridas.

Según el Departamento de Policía (NYPD), agentes antiterroristas con armas largas y perros entrenados para detectar explosivos se desplegaron en esos y otros lugares, como la estación Grand Central y el Ayuntamiento.

La práctica es algo habitual en Nueva York cuando se producen ataques de este tipo en otras ciudades y, según el NYPD, no se ha recibido ninguna amenaza específica contra la Gran Manzana.

"Todos el mundo en Nueva York debe saber que el NYPD, junto a sus socios federales, trabaja duro. Es algo en lo que estamos trabajando todo el tiempo para tener a todo el mundo seguro, así que todos nuestros recursos están en esto", dijo durante una conferencia de prensa el jefe del Departamento, James O'Neill.

La Policía neoyorquina está además en contacto con las fuerzas de seguridad del Reino Unido y de otros países sobre el atentado de Londres, señaló O'Neill.

En la capital británica, cinco personas murieron y al menos cuarenta resultaron heridas en un ataque ante el Parlamento, en el que un hombre arrolló con un vehículo a varios viandantes en el puente de Westminster y apuñaló después a un policía.

El agente atacado y tres personas que estaban en el puente han fallecido, además del agresor, que fue abatido a tiros frente al edificio del Parlamento, según ha confirmado la policía.