Según informa el Consistorio hispalense en una nota, el pasado miércoles una de las patrullas de motoristas de la Policía Local que prestaba servicio de tráfico en la Plaza Cristo de Burgos observó cómo un hombre a bordo de una bicicleta era perseguido por otro que corría y alertaba a voces a los efectivos policiales que le acababa de robar la bicicleta.

El perseguido, al percatarse de la presencia policial, huyó por la calle Doña María Coronel y fue en la calle Gerona donde fue alcanzado por los agentes. Una vez abordado, éste presentó gran resistencia a la detención, la que se logró con el apoyo de otros agentes que acudieron en apoyo.

Posteriormente, el propietario de la bicicleta llegó al lugar y relató a los agentes que minutos antes, aprovechando que entró en un establecimiento en la calle Juan de Mesa, pudo ver cómo el detenido le sustraía la bicicleta, comenzando a perseguirle. La bicicleta tiene, según su propietario, un valor de mercado que ronda los 5.000 euros.

El detenido, sobre el que pesa una requisitoria en vigor por parte de un juzgado de la capital hispalense, fue trasladado a dependencias de la Policía Local, adscrita a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, para pasar a disposición judicial.

Por su parte, el teniente de alcalde delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, ha elogiado la labor que viene desarrollando la Policía Local, que actúa "con inmediatez y eficacia a diario en las calles de Sevilla".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.