Manifestación Pescanova
Manifestación Pescanova EUROPA PRESS

Los sindicatos CIG, CUT, UGT y USO han llamado a unirse el próximo martes, día 21, a una manifestación que celebrarán en el marco de la segunda jornada huelga convocada en las plantas de elaboración y frigoríficos de Nueva Pescanova con el objetivo de exigir a la empresa que "cambie su posición" en la negociación de los convenios colectivos de los centros de trabajo del grupo.

La manifestación saldrá a las 10,00 horas del martes desde Vía Norte y se dirigirá hasta el cruce de Policarpo Sanz con Colón, lugar en el que se ubican cuatro entidades bancarias. Según han apuntado los portavoces sindicales, el motivo de finalizar en ese sitio es que "esas entidades, salvo una, forman parte del G7 y son también responsables de esta situación de conflictividad laboral".

De hecho, los sindicalistas mantienen que este conflicto "trasciende a Pescanova", porque entienden que "este convenio no sólo afecta a -la empresa-, sino también a los futuros convenios del sector de la alimentación". Por ello, con la intención de que haya "eco social y ciudadano", también repartirán panfletos para que los establecimientos muestren su apoyo a los trabajadores.

Igualmente, pretenden implicar a los ayuntamientos de Redondela y O Porriño en este conflicto, de manera que pedirán que tomen una posición y defiendan a sus vecinos. En esta línea, los representantes sindicales prevén acudir al próximo pleno del Ayuntamiento de Redondela para exponer su situación.

Asimismo, este sábado a partir de las 5,30 horas harán piquetes informativos en Pescanova para trasladar a los empleados de ETTs que "el 'esquirolaje' no es el camino". "Peleamos por los trabajadores actuales y futuros, y la huelga implica su solidaridad", ha subrayado el portavoz de la CUT, Ricardo Castro, a lo que Ignacio Couñago, de UGT, ha añadido su petición de "que se queden en casa o se unan al piquete".

Finalmente, los representantes sindicales han convocado para el día 25 una nueva asamblea -a las 10,00 horas en el Auditorio de Chapela (Redondela), en la que analizarán "la situación" y propondrán un calendario de movilizaciones, que incluye iniciar huelga indefinida a partir del próximo 4 de abril.

"Que la empresa deje de amenazar, y de una vez por todas convoque al comité de empresa para buscar una solución al conflicto, que se va a alargar en el tiempo y se va a endurecer", han subrayado los sindicalistas, que aunque han admitido que la movilización tendrá "costes", han asegurado que van "a resistir" y no cederán "ante condiciones de precariedad laboral".

CONVENIO DE ELABORADOS

Acerca del aviso de la dirección de Nueva Pescanova de que, "en el caso de que llegado el 24 de marzo no se haya alcanzado un acuerdo", retirará su actual propuesta, el portavoz de UGT ha reprobado que la empresa "amenace" con implantar el convenio de elaborados. "Si eso se pudiera implantar, ¿no estaría implantado ya?", ha cuestionado.

Así las cosas, ha considerado la advertencia de la empresa como "un pulso" con el que trata de que "que la gente se eche para atrás por la huelga y la manifestación", pero ha insistido en que "no pueden aplicar el convenio de elaborados" porque tienen convenios propios en vigor. "Si llegan a poder, estaba aplicado ya, porque llevamos 10 meses de negociación", ha sentenciado Castro.

"En empresas con convenios propios, hay sentencias favorables a los trabajadores por la imposición de la empresa de un convenio estatal; no pueden hacer eso", ha explicado Couñago, antes de añadir que en "aquellas empresas regidas por un convenio propio, hasta que se negocia el propio convenio, -el anterior- sigue en vigor".

PRIMER DÍA DE HUELGA

Acerca de la primera jornada de huelga, celebrada el pasado martes, día 16, Xosé Fernández Piñeiro, de CIG, ha reiterado que fue "un éxito absoluto", pues contó con una participación "del 100 por cien" de los trabajadores tanto en la huelga como en las concentraciones y piquetes que se celebraron.

No obstante, ha criticado la "escandalosa" presencia policial, y ha apuntado a lo "paradójico" de que no se produjera "ningún conflicto ni discusión, porque no fue nadie a trabajar salvo los servicios mínimos", y en cambio hubiera "un despliegue importantísimo" de agentes, que en su opinión tenían "actitud chulesca respecto al comité de huelga".

En relación a ello, la portavoz de USO, Teresa Varela, ha censurado que no se les permitió comprobar los servicios mínimos. En este contexto, Piñeiro ha avanzado que valoran la posibilidad de presentar una demanda ante la Fiscalía, al entender que la Policía "invadió competencias del comité de huelga".

MOVILIZACIÓN DE CC.OO

En este conflicto, Comisiones Obreras. y los demás sindicatos han conformado dos bandos distintos tras no lograr consensuar una posición única frente a la empresa, y han organizado movilizaciones por separado. Así, CC.OO. ha convocado para los martes y jueves de este mes paros parciales -de una hora- en la parte comercial, administrativa y de oficinas del grupo.

Precisamente, este jueves ha tenido lugar el tercero de los paros en las oficinas del centro de Chapela, donde ha habido "nuevamente un apoyo mayoritario de los trabajadores", según ha destacado Comisiones, que en un comunicado ha criticado "la actitud de protagonismo mostrada por el resto de organizaciones sindicales".

A renglón seguido, ha acusado a estos sindicatos de estar "creando la división de los trabajadores" y ha augurado que "acabarán firmando un convenio en términos negativos". Finalmente, ha insistido en su apuesta por los paros de una hora, al considerar que es "una medida sostenible en el tiempo que permite presionar y hacer recapacitar a la dirección del grupo".

POSICIÓN DE LA EMPRESA

La dirección de Nueva Pescanova sostiene que su propuesta de convenios colectivos para las plantas de elaboración y frigoríficos del grupo no afecta a los puestos de trabajo y las condiciones laborales de los actuales trabajadores sino sólo a los nuevos contratados, a los que asegura que, en todo caso, propone salarios y condiciones que "mejoran" el convenio del sector.

La empresa mantiene que en la negociación, por la que ha habido "cerca de 100 reuniones desde el 31 de marzo de 2016", trata de conseguir convenios propios "bajo las premisas de mantenimiento del empleo y mejora de la competitividad y flexibilidad, de forma que se garantice la viabilidad y sostenibilidad futura de todos sus centros".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.