Los detenidos abordaban, en las inmediaciones de los citados establecimientos, a personas de avanzada edad que se encontraban de vacaciones en la isla y les ofrecían dispositivos electrónicos a precios muy reducidos. Además, con la excusa de actualizar los aparatos, les decían que se lo entregarían el día del vuelo de regreso a su país para así realizar en ese momento varios cobros fraudulentos en su tarjeta que ya no podrían reclamar por encontrarse fuera de España, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Sin embargo, una entidad colaboradora interpuso una denuncia al detectar anomalías en los cobros realizados a través de los TPVs, lo que permitió a los agentes iniciar una investigación, comprobando que los 12 detenidos, miembros de una organización criminal, escogían a sus víctimas y les ofrecían dispositivos a un precio muy por debajo del mercado, por ejemplo tablets de 300 euros por 60 euros.

Asimismo, cuando el cliente entraba en el establecimiento le indicaban que debían realizar actualizaciones o modificaciones en el aparato y que le harían entrega del mismo el día en que regresara a su país, incluso ofreciéndole en ocasiones recogerlos en su hotel y trasladarlos a la tienda para hacerles entrega de la mercancía.

Para cobrar, en el momento de realizar el cobro del producto pasaban la tarjeta por varios TPVs alegando un mal funcionamiento de los mismos y realizaban diversos cargos, algunos muy superiores al del precio pactado con los clientes, sin que estos llegasen a percatarse del fraude.

De esta forma, tras cometer la estafa, los detenidos trasladaban a las víctimas a sus hoteles, donde algún componente de la organización se quedaba vigilando para asegurarse de que se dirigían al aeropuerto y abandonaba el país.

ESTAFA DE MÁS DE 400.000 EUROS

En cuanto a la estafa, que ascendió a 436.781 euros de los 893.487 que habían intentado defraudar, cuando el cliente detectaba que le habían realizado cargos sin su consentimiento, le devolvían el dinero y le explicaban que se trataba de un error, para así evitar ser denunciados, de tal forma que de esta forma intentaron estafar hasta los 893.487 euros.

Finalmente, agentes de la Policía Nacional detuvo a las 12 personas presuntamente relacionadas con esta organización y en el registro de los locales donde se desarrollaba esta actividad y en el domicilio del principal implicado se intervinieron 8 TPVs, dos de ellos ocultos en vehículos, diversas joyas, relojes y 22.000 euros en efectivo.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.