En concreto, y según la documentación recogida por Europa Press, fue el pasado 29 de octubre de 2016 cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía formularon una denuncia contra un varón, que "se encontraba realizando sus necesidades fisiológicas (miccionar) en la vía pública, concretamente en el parking del centro penitenciario Sevilla II".

El expediente sancionador incoado por el Ayuntamiento, en ese sentido, parte de la premisa de que dicha conducta está "tipificada como falta leve en la Ley 7/2006 sobre potestades administrativas en materia de determinadas actividades de ocio en los espacios abiertos de los municipios de Andalucía, que determina como falta leve la realización de necesidades fisiológicas en los espacios abiertos definidos en el artículo 1.3 o fuera de los servicios habilitados al efecto".

"Por dicha infracción le corresponde, de acuerdo con lo previsto en el artículo 9.1.c de la citada Ley, un apercibimiento o multa de 50 euros", se detalla en el expediente sancionador.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.