Un grupo de taxistas que participaban en la manifestación contra el intrusismo de las plataformas de chóferes han lanzado este jueves petardos, latas, cristales y excrementos contra el Ayuntamiento de Barcelona cuando no les han permitido entrar en el edificio, cuya puerta principal ha sido cerrada.

Los manifestantes, que pretendían ser recibidos por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, querían acceder por la puerta principal sin someterse a ningún control.

La concejala de Movilidad y presidenta del Instituto Municipal del Taxi (IMT), Mercedes Vidal, tenia previsto reunirse formalmente con ellos, según ha explicado momentos antes a los medios de comunicación.

Vidal ha expresado su "pleno apoyo a las reivindicaciones del colectivo de taxistas", que este jueves están de huelga contra el intrusismo de las plataformas de chóferes y alquiler de vehículos con conductor, como Uber y Cabify.

"Estas plataformas que existen en muchas ciudades, en Barcelona no tienen cabida, porque hay 109.500 licencias y un servicio de calidad y regulado: no necesitamos 3.000 más -las licencias que solicita Uber-", ha apuntado Vidal.

La concejala de Movilidad ha advertido de que donde se ha permitido "el intrusismo de las falsas economías colaborativas" se ha precarizado el sector del taxi, generado falsos autónomos e incrementado el número de vehículos circulantes.

Antes de lo ocurrido en plaza Sant Jaune, Vidal ha asegurado que la huelga de taxistas convocada para este jueves en toda el área metropolitana por los sindicatos del sector, se desarrollaba "sin incidentes destacables y con un amplio seguimiento", aunque ha reconocido que ha habido algún incidente contra algún vehículo.

Rechazan reunirse con Vidal al no hacerlo Colau

Los taxistas han rechazado reunirse con la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, porque exigían hacerlo con la alcaldesa, Ada Colau, y han advertido: "El taxi estará en lucha hasta que se solucione" la situación.

El representante de Elite Taxi Iván Sesma ha explicado en declaraciones a los medios que sí han mantenido un encuentro con la gerente del Institut Metropolità del Taxi (IMET), Teresa Carrillo, en el Ayuntamiento, en el que han tratado de "limar asperezas", y que otro miembro del sector lo ha hecho con la Generaltiat.

Fuentes municipales han señalado que Colau no ha podido reunirse con representantes del sector este jueves por incompatibilidades de agenda, y han recordado que habían previsto el encuentro con Vidal -también presidenta del IMET- pero que los sindicatos lo han rechazado, aunque el consistorio y el IMET seguirán en "conversaciones con el sector".

"La culpa la tiene Colau" por no haberse reunido, ha dicho Sesma, quien ha lamentado estos incidentes, pero ha dicho que es normal que sus compañeros del sector estén crispados ante la competencia desleal y la situación.

Ha explicado que, durante la manifestación, se han reunido con miembros del Parlament, a los que han pedido crear una comisión de seguimiento de las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC) otorgadas, y ha asegurado que el Ayuntamiento presentará a final de mes una iniciativa que puede desencallar la situación: "Esperamos que el sector sobreviva".

12 horas de paro

La huelga de taxistas convocada para este jueves en todo el área metropolitana de Barcelona por los sindicatos del sector ha tenido un seguimiento mayoritario y ha vaciado prácticamente de vehículos las paradas de taxis de puntos como la estación de Sants o la Terminal 1 del Aeropuerto. Los paros se han prolongado desde las 8.00 a las 20.00 horas.

Parada de taxis vacía en el aeropuerto de El Prat.

Los sindicatos protestan por la progresiva liberalización del sector, que emplea en el área metropolitana a 10.500 taxistas, con el incremento de las licencias para los vehículos de alquiler con conductor y reclaman a las administraciones públicas que frenen estas autorizaciones.

Rocio Rodrigo, taxista desde hace 8 años en Barcelona, se ha quejado a 20minutos del funcionamiento de plataformas como Uber: "El taxi tiene un precio marcado, pero Uber lo que es regular el precio según la oferta y la demanda". Reivindicamos, explica Rocio, "que están a punto de conceder 3.000 licencias para VTC's en toda Cataluña, y se suma que el ratio es de 1 uber por 30 taxis, se trata de un ratio sobredimensionado".

José Martin, que lleva 5 años en el taxi explica que "pagamos unos impuestos regulados, y encima no nos podemos ofrecer ni publicitar"

El secretario intercomarcal de Barcelona del Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC), Carlos Fernández, ha asegurado que el seguimiento del paro, que se desarrolla entre las 08.00 y las 20.00 de este jueves, es "prácticamente total" y que se ha dejado notar en especial en el aeropuerto de El Prat, en la estación de Sants y en plaza Catalunya.

De hecho, las paradas del Aerobús, el servicio de lanzadera que une Barcelona con el aeropuerto, en plaza Catalunya, registraban a primera hora de la mañana colas importantes, más propias de la temporada alta de verano.

Cola en la parada del Aerobús en la T1.

Piquetes informativos fueron instalados en las principales paradas de taxis como la estación de Sants, Plaza Cataluña o el aeropuerto para informar a los viajeros de que no había servicio de taxi hasta las 20h. por la huelga del sector

Piquete informativo en el aeropuerto de El Prat.

Los taxistas hicieron una marcha a pie desde Arc de Triomf hasta el Parlament y luego hasta la plaza Sant Jaume. La manifestación ha reunido a 6.000 personas, según los convocantes, aunque la Guardia Urbana de la Ciudad Condal rebaja la cifra de manifestantes a 2.800.

Imagen de la manifestación de taxistas en Arc del Triomf de Barcelona.

La manifestación se ha desplazado por el centro enarbolando pancartas en las que se puede leer "Por el futuro del taxi", "No más tratos de favor ni privilegios", "Guerra, guerra, guerra, esta es nuestra guerra".

Imagen de la manifestación de taxistas en Barcelona.

La marcha de los taxistas ha llegado hacia las 11.00 de la mañana ante las puertas del Parlament de Catalunya.

Imagen de la concentración de taxistas ante el Parlment en Barcelona.

La marcha ha llegado a la Plaza Sant Jaume sobre las 13.00 donde los taxistas han tirado petardos al grito de "estamos hasta los huevos, hay 15.000 familias en juego".

Imagen de la manifestación de taxistas en la Plaza Sant Jaume.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.