Julián Moreno.
Julián Moreno. EUROPA PRESS

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este martes, finalmente, el documento inicial de los presupuestos de 2017, gracias al voto de calidad del alcalde, el socialista Juan Espadas, que se ha visto obligado a resolver el empate a 14 votos tanto favorables como contrarios, que como era previsible ha cosechado el mencionado texto.

Los nuevos presupuestos contemplan ingresos por 963,1 millones de euros y gastos por 951,4 millones para el Ayuntamiento, sus sociedades municipales y entes autónomos, y han afrontado modificaciones por valor de 19,4 millones, fruto de las múltiples enmiendas promovidas por los grupos municipales. Entre tales modificaciones, destacan una serie de enmiendas transaccionales acordadas por PSOE y Ciudadanos con una incidencia de unos 8,5 millones, así como otras promovidas por Participa e IU-CA, también con un impacto de varios millones de euros.

Los nuevos presupuestos, además, están marcados por un acuerdo en toda regla entre el Gobierno local socialista y el grupo municipal de Ciudadanos, para que los tres concejales de la formación naranja votasen a favor. Después de que ambas formaciones pactasen ya el mencionado paquete de enmiendas transaccionales para la modificación del proyecto presupuestario original, este acuerdo contempla tales enmiendas y otras tantas medidas, como el compromiso de reducir "incondicionalmente" un tres por ciento el impuesto de bienes e inmuebles (IBI) tanto en 2018 como en 2019, cuando por cierto se celebrarán elecciones municipales.

EL PACTO CON PARTICIPA

Además, Espadas había pactado con Participa la abstención de los tres concejales de la formación morada, al comprometerse el PSOE a reforzar las medidas relativas a la erradicación de los desahucios y los desalojos en el parque público de viviendas; ceñir a los consejos de participación ciudadana el plan Decide; y que a fecha de 10 de octubre estén ejecutadas al menos el 50 por ciento de las partidas derivadas de las enmiendas introducidas por Participa. Todo ello, además de las enmiendas de participa incorporadas al presupuesto.

Igualmente, el acuerdo incluía la lectura de un texto en el propio pleno, en el que el Gobierno local ha reconocido "el error cometido" al no haber permitido el debate y votación de las enmiendas de Participa en la aprobación del presupuesto de 2016. Y es que Participa había pedido al PSOE "un gesto público, claro y contundente de asunción de responsabilidades", a cuenta de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula los acuerdos de aprobación del presupuesto municipal de 2016, al no incluir los mismos la presentación, debate y votación de las enmiendas de Participa.

Con este escenario, el concejal de Hacienda, Joaquín Castillo (PSOE), ha sido el encargado de defender el proyecto presupuestario, señalando que los presupuestos, en su conjunto, "crecen un tres por ciento" y recogen inversiones por unos 60 millones de euros. "Es un documento de máximos pero equilibrado, en el que hemos trabajado todos", ha defendido Joaquín Castillo, agradeciendo que Ciudadanos y Participa hayan "antepuesto el interés general" de la ciudadanía apoyando el texto y absteniéndose, respectivamente.

Respecto a IU-CA, Castillo ha asegurado que el nuevo presupuesto incorpora "más del doble" de las partidas incluidas en el presupuesto de 2016 a instancias de la federación de izquierdas, que votó a favor de los presupuestos del año pasado, mientras con relación al PP, ha admitido que "es el partido con menos enmiendas aprobadas" e incorporadas al presupuesto, dadas las "condiciones imposibles" planteadas por los populares en las negociaciones.

EL "HACHAZO" A LAS ENMIENDAS DE IU

Al punto, el portavoz de IU-CA, Daniel González Rojas, ha defendido que si su formación rechaza el nuevo presupuesto no es sólo porque el de 2016 tuviese ya una "ejecución cortita", "incumpliendo" las partidas derivadas de la enmiendas de IU, sino porque el conjunto de las enmiendas de este partido incorporadas al presupuesto de 2017 sufrió un "hachazo", al ser ajustado el resultado del texto original con las enmiendas aprobadas, al equilibrio entre los gastos y los ingresos. Según señala, el Gobierno local se ha "pasado por el forro lo aprobado", asestando un "hachazo" tras el cual el presupuesto sólo mantiene el 45 por ciento de las enmiendas de IU-CA aprobadas para su incorporación al texto.

Por Participa Sevilla, Julián Moreno ha expuesto que aunque el documento en cuestión "no es lo suficientemente ambicioso", la formación morada ha optado por abstenerse al incorporar el nuevo presupuesto "el 80 por ciento" de sus enmiendas, con una incidencia de unos 9,1 millones de euros, y haber aceptado el PSOE las principales "exigencias" de Participa.

Por lo que se refiere a Ciudadanos, el concejal Javier Millán ha defendido que los nuevos presupuestos están "teñidos de naranja", al incorporar enmiendas de Cs por valor de unos diez millones de euros. "Hemos enriquecido el presupuesto con partidas para los barrios, medidas de justicia social, para los emprendedores y para la reactivación económica", ha dicho defendiendo la labor constructiva y "práctica" de Ciudadanos, frente al "bloqueo caprichoso" del PP, al que ha acusado de "intentar reventar" la aprobación del presupuesto.

EL PP CARGA CONTRA CIUDADANOS

Por el PP, el edil Beltrán Pérez ha defendido el voto contrario de su grupo, porque durante la tramitación del presupuesto "ha sido rechazado en bloque el 80 por ciento de las enmiendas" del PP, pese al apoyo de los populares a múltiples propuestas del resto de fuerzas. "Sólo se nos han aprobado enmiendas por 350.000 euros", se ha quejado, acusando a los ediles de Ciudadanos de actuar como "lacayos de Espadas" y de ser una mera "muleta" del PP.

El portavoz municipal del PP, Alberto Díaz, ha rematado la intervención criticando el "opaco pacto" entre el PSOE y Cs y reclamando a Espadas, al que ha calificado de "encantador de serpientes", que revelase "el verdadero motivo por el que no se ha llegado a un acuerdo" presupuestario entre el PP y el PSOE. A Javier Millán, por cierto, le ha advertido de que "el pez grande se come al chico", en referencia a su apoyo a los socialistas por segundo año consecutivo.

Y ha cerrado el debate el propio Juan Espadas, quien ha defendido que su "principal interés" era aprobar los presupuestos mediante un "acuerdo por la izquierda" con Participa e IU-CA, lo que le ha llevado a enfatizar que desde el principio, en IU "tenían muy clara" la idea de no apoyar los presupuestos. "¿Ustedes qué querían con dos concejales?", ha preguntado retóricamente sobre las pretensiones de IU.

En paralelo, ha agradecido a Ciudadanos que haya apoyado los presupuestos por segundo año consecutivo, defendiendo que con el PP era "imposible" alcanzar un acuerdo a cuenta del "listón" planteado por los populares, a los que ha acusado de "bloquear" el presupuesto e intentar "reventar" su configuración a base de apoyar propuestas de IU.

Durante la votación, así, el nuevo presupuesto ha contado con el voto a favor de los once concejales del PSOE y los tres de Cs, es decir 14 apoyos, mientras Participa se ha abstenido y han votado en contra los 12 ediles del PP y los dos de IU-CA. Ante dicho empate a 14 votos a favor y en contra, la votación ha sido repetida, si bien el resultado ha sido exactamente el mismo.

Dado el caso, Juan Espadas ha hecho uso del voto de calidad con el que cuenta como alcalde, resolviendo la votación a favor de la aprobación inicial del presupuesto de 2017. "Sí, sí y sí", ha enfatizado Espadas a la hora de recurrir a su voto de calidad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.