Sayan Kaya
Detención de la ministra turca de Familia y Política Social, Sayan Kaya. EP

El convoy de automóviles de la ministra turca de Asuntos Familiares, Fatma Betül Sayan Kaya, fue retenido este sábado por la Policía neerlandesa cuando se dirigía al consulado de Turquía en Rotterdam, en sur de Holanda, para participar en un mitin sobre el referéndum convocado por Ankara.

"Holanda está violando todas las leyes internacionales, convenciones y derechos humanos prohibiéndome entrar al Consulado turco en Rotterdam", tuiteó la ministra turca desde la calle paralela al consulado de su país donde espera que la Policía le permita acceder a la representación diplomática.

En imágenes retransmitidas en los medios holandeses se ve a decenas de agentes de la Policía impidiendo a la ministra turca Kaya acceder a la calle de Rotterdam en la que se ubica el consulado de su país, después de que el alcalde de esa ciudad, Ahmed Aboutaleb, ordenase cerrar el acceso total a la zona.

La ministra turca consideró que era "una situación realmente increíble. Planificamos un viaje por Holanda y Alemania. No tenemos ninguna intención de meternos en asuntos internos de ningún país. Eso es una actitud antidemocrática", en declaraciones a la televisión turca privada A Haber emitidas en Holanda.

Con su presencia en ese mitin político, la ministra buscaba apoyos al referéndum constitucional turco del próximo 16 de abril, que decidirá si se amplían o no los poderes ejecutivos del presidente de su país, el islamista Recep Tayyip Erdogan.

"Estamos a 30 metros del consulado. Nos han prohibido entrar. Los ciudadanos darán la respuesta necesaria el 16 de abril (en referencia al referéndum previsto en Turquía). Quiero que nuestros ciudadanos en Europa digan "Sí" con fuerza", agrega la ministra al mismo medio.

Minutos antes, el primer ministro holandés, Mark Rutte, aseguró que los ministros turcos "no tienen prohibido entrar" en el país, pero sí "participar en actividades políticas" en Holanda. "Esta mujer parece tener intenciones de pronunciar un discurso político (en Holanda). Y no puede hacerlo. Estamos trabajando para resolver esto", dijo Rutte respecto a Sayan Kaya.

La ministra turca pretendía buscar apoyos al referéndum constitucional turco del próximo 16 de abril, que decidirá si se amplían o no los poderes ejecutivos del presidente de su país, el islamista Recep Tayyip Erdogan.

Mientras tanto, en varios puntos de la ciudad de Rotterdam se han celebrado varias manifestaciones en las que participan cientos de personas, a favor y en contra de la presencia de políticos turcos en actos de campaña en este país.

La zona más conflictiva ha sido la situada en las cercanías del Consulado, con cientos de manifestantes turcos, y la Policía holandesa ha llegado a emplear la fuerza para hacer respetar el bloqueo impuesto en la zona.

Horas antes, el Gobierno holandés también retiró los derechos de aterrizaje del avión del ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, para impedir que participara en un mitin en Rotterdam, y Sayan Kaya entró en Holanda por carretera procedente de Alemania.

Çavusoglu ha mantenido el mitin convocado para este domingo en la ciudad francesa de Metz (noreste del país), al no suponer una amenaza para el orden púbico, según las autoridades galas.

Cierran la Embajada holandesa en Ankara

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha anunciado el cierre de la Embajada holandesa en Ankara y del Consulado holandés en Estambul así como las residencias del cónsul general y del encargado de negocios por motivos de seguridad en aparente respuesta al veto holandés a dos de sus ministros.

Además, el Gobierno turco ha pedido al embajador holandés que prorrogue su ausencia y no regrese al país "durante un tiempo". "No queremos que el embajador holandés, que se encuentra fuera, regrese a su puesto durante un tiempo. Se ha explicado a nuestras contrapartes que esta grave decisión tomada contra Turquía y la comunidad turco-holandesa causará graves problemas diplomáticos, políticos, económicos y en otros ámbitos", señala el Ministerio de Exteriores turco en un comunicado recogido por el diario turco Daily Sabah.

El propio Mevlüt Çavusoglu ya había vaticinado "duras sanciones" si se producía esa prohibición. "Me han amenazado diciendo: "¿Y qué si anulamos el permiso de vuelo? Ahora Rotterdam... Iré hoy (este sábado). Es increíble, son prácticas fascistas. Todos. No hay diferencia entre el primer ministro y Wilders (el líder de la ultraderecha holandesa). Uno es liberal, el otro fascista", dijo el jefe de la diplomacia turca.

"Si Holanda anula mi permiso de vuelo, aplicaremos grandes sanciones", concluyó Çavusoglu, en declaraciones a la emisora de noticias CNNTürk.

El miércoles, los dueños de una sala privada de Rotterdam habían cancelado la cesión del espacio para un mitin del ministro turco, con el que busca el apoyo de los casi 300.000 turcos residentes en Holanda que tienen derecho a votar el 16 de abril en el referéndum sobre la modificación de la Constitución de Turquía.

El alcalde de la ciudad holandesa, Ahmed Aboutaleb, apoyó la anulación y anunció que iba a negociar con el primer ministro, Mark Rutte, una fórmula legal para evitar que el acto de campaña se celebre en territorio holandés.

Erdogan: "Nazis y fascistas"

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, dijo que Holanda actúa con "remanentes nazis y fascistas", tras la decisión del Gobierno neerlandés.

"Podéis anular los vuelos de nuestro ministro de Exteriores todo lo que queráis. Después de esto, ¿cómo vendrán vuestros aviones a Turquía? Hablo de diplomáticos, no de los ciudadanos", dijo el presidente en un discurso en Estambul, informa la cadena NTV.

Como en Alemania

Similares anulaciones se habían producido los días anteriores en Alemania, que Çavusoglu, quien al final dio un discurso en la residencia del cónsul turco en Hamburgo, atribuyó a "presiones" del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, y de las propias autoridades alemanas.

"A los dueños de un salón de bodas donde iba a hablar, uno de Urfa y otro de Kayseri (ciudades turcas), los amenazó el PKK. Los amenazan los servicios secretos alemanes, y eso que Alemania es nuestro así llamado aliado", se lamentó.

"En esto no podemos dar pasos atrás. Ya antes hemos ido a Europa para encontrarnos con nuestros ciudadanos. ¿Por que hacen esto ahora? Porque toman partido en el referéndum. El partido del 'No'. Trabajan para el 'No'. Porque (con el 'Sí'), Turquía será más fuerte, más estable, más independiente", aseguró el ministro turco.