El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha señalado irónicamente que le ha dicho "su primo", que ha reunido a trescientos especialistas en sondeos en sociología, que el PP no ganará las elecciones en marzo.

Guerra, que hizo estas consideraciones en la inauguración de la exposición "25 años: El triunfo del cambio", que conmemora el 25 aniversario de la victoria electoral de 1982, añadió que si el PP "alguna vez" gana las elecciones y "no parece que esté cerca, ni sea éste el momento" no podrán dar vuelta atrás a las medidas adoptadas por el Gobierno de Zapatero, como la ayuda a las familias cuando tengan un niño.

Hizo hincapié en que los socialistas del año 82 "como los de ahora" hacen las cosas con "inteligencia" y ello quiere decir, añadió, que "los avances conseguidos no tienen vuelta atrás y cuando gobierna la derecha no puede eliminarlos".

Así se refirió a la legislación sobre el divorcio y el aborto, que la derecha no fue capaz de eliminar de la realidad "por mucho que se pusiera a ello".

El ex vicepresidente aseguró que lo que ocurrió el 28 de octubre fue "la quiebra" de la cultura política durante siglos en España y "aquella etapa -dijo- no ha tenido parangón en los tres últimos siglos".

Guerra señaló que a la derecha le "cuesta" asumir esto, pero "el 28 de octubre fue un corte en la historia de España para lanzar al país hacia la cultura, el conocimiento, la relación internacional y la descentralización del Estado".

El también presidente de la Fundación Pablo Iglesias recordó que la victoria electoral del PSOE en 1982 no fue la de un partido cualquiera, "fue la victoria de uno de los partidos vencidos en la Guerra Civil y ese tránsito da una importancia extraordinaria el éxito electoral".