El jurado de la vista que se sigue en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, en Vigo, contra Sergio, G.P., de 26 años de edad, como presunto autor de la muerte de Pablo D.F., de 23 años, declaró al acusado de un delito de asesinato, así como de otro de incendio en grado de tentativa.

Los nueve miembros del jurado, que estuvieron reunidos e incomunicados durante casi dos días, consideran probado que Sergio cometió un asesinato "con ensañamiento y alevosía", tal y como confirmó posteriormente el abogado de la acusación particular, Manuel Peralta, ya que el joven acudió a casa de la víctima "con intención de matarle" y le asestó "al menos 42 puñaladas" tras una discusión.

No obstante, el jurado tuvo en cuenta dos circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, por un lado, la atenuante de la confesión del crimen ante la policía y, por otro, la colaboración en la búsqueda del arma y, por otro, la eximente de arrebato y la situación de confusión en la que se encontraba el acusado. De hecho, según el acta del jurado, la discusión fue "la desencadenante de la cólera" que afectó al acusado "hasta el punto de que ni siquiera actualmente recuerda los hechos con claridad".

Con respecto a lo sucedido ese día de julio de 2006, el jurado considera probado que Sergio "tomó desprevenido a Pablo" en su agresión y que, tras cometer este crimen, prendió fuego a varias estancias de la casa "con el propósito de eliminar huellas", aunque las llamas no se propagaron, dice el acta, y no supusieron un riesgo para los inquilinos de la planta baja.

 
Petición de penas

Tanto la Fiscalía como la acusación particular y la defensa mantuvieron sus peticiones de penas, aunque, con carácter subsidiario y con arreglo al veredicto del jurado, establecieron otras solicitudes de condena.

En el caso de la fiscal, pidió 20 años menos un día de cárcel por un delito de asesinato y otro cuatro por uno de incendio en grado de tentativa, además de la responsabilidad civil planteada al inicio de la vista oral.

La acusación particular solicita 20 años menos un día de prisión por un delito de asesinato, además de la prohibición de residir en Vigo o de acercarse a la familia y novia de la víctima durante cinco años. A esta pena se suma una solicitud de siete años por el delito de incendio y las indemnizaciones ya reclamadas.

Por último, el abogado de la defensa pidió, para el caso de atenderse el veredicto del jurado, una pena de 10 años de cárcel por el delito de asesinato y otra de seis meses por el de incendio. Además, establece una indemnización conjunta de 69.614,17 euros.

Con la lectura del veredicto el juicio quedó visto para sentencia y en los próximos días la presidenta del tribunal emitirá una sentencia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO