Aniversario de la primera victoria  del PSOE
Felipe González y Alfonso Guerra saludan tras conseguir el triunfo en las elecciones legislativas.

Los 202 diputados que conquistó el PSOE en octubre de 1982, hecho que cumple 25 años, marcaron un hito en la historia política española que nunca ha vuelto a repetirse, al ser la primera mayoría absoluta de la democracia y la más voluminosa y que permitió configurar un Congreso con un 57% de diputados socialistas.

Un joven Felipe González lideró de nuevo a los socialistas en aquellos comicios del 28 de octubre, en los que el PSOE logró mejorar en un 65% los resultados de 1979 y reunió 202 diputados, frente a los 122 de tres años antes.

Bajo el lema "Por el cambio", que los socialistas concretaron en la necesidad de que "España funcione", el PSOE logró aquel 28 de octubre diez millones de votos, que suponían el 47,3% del electorado.

El PSOE logró aquel 28 de octubre diez millones de votos, que suponían el 47,3% del electorado

Por el cambio

Un respaldo sin precedentes en España, que no volvió a ser revalidado ni por él mismo ni por ningún otro aspirante a la Presidencia del Gobierno de la nación.

No obstante, esos diez millones de votos no eran sólo socialistas, sino procedentes de otros muchos sectores que abogaron por el cambio en una España todavía acongojada por la amenaza golpista, que sufría un brutal terrorismo y que estaba inmersa en una crisis económica que mantenía la inflación en el 14%.

Una apuesta por el cambio que supuso una metamorfosis absoluta en la composición del Congreso de los Diputados y la debacle de la Unión de Centro Democrático, el partido que hasta 1981 había liderado Adolfo Suárez.

UCD fue la gran derrotada en esos comicios, porque pasó de tener 168 diputados a contar con sólo 11 representantes en la Cámara Baja.

Igual suerte corrió el PCE, que redujo sus 22 parlamentarios y únicamente consiguió reunir 4, lo que acentuó su crisis interna y precipitó la caída de Santiago Carrillo.

1982 significó también el año de la consolidación de la Alianza Popular de Manuel Fraga, que se convertiría en el principal partido de la oposición con 105 escaños, frente a los 9 que obtuvo en los anteriores comicios.

Dirigentes míticos

Además de Felipe González y su vicepresidente, Alfonso Guerra, destacados dirigentes que también han logrado su lugar en el olimpo de la política española ocuparon un escaño en aquellas Cortes de 1982: desde Adolfo Suárez y Manuel Fraga a Santiago Carrillo o Josep Antoni Duran i Lleida.

Entre los titulares de escaños en esa legislatura estaban algunos futuros ministros como Joaquín Almunia, Jesús Caldera, Luis Carlos Croissier, José Luis Corcuera, Ernest Lluch, Abel Matutes, Fernando Morán, Rodrigo Rato, José Manuel Romay Becarría, Javier Solana o Carlos Solchaga.

Otros presidirían una comunidad; Manuel Chaves, José Bono, Hipólito Gómez de las Roces, Joaquín Leguina, Joan Lerma o Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Quien fuera alcalde de Madrid de 1989 a 1991, Agustín Rodríguez Sahagún, compartió tareas parlamentarias con José María Ruiz Gallardón, el padre del actual primer edil de la capital.

Y también se sentó por primera vez en el Congreso quien a la postre sería el sucesor de González en la Presidencia del Gobierno, José María Aznar, quien ocupó uno de los bancos de AP como diputado de la circunscripción de Ávila.

En esa segunda legislatura, 24 mujeres lograron un escaño en la el Congreso, una cifra que se ha multiplicado por cinco en la actualidad, hasta alcanzar las 127 diputadas.