Mañana tendrá lugar la beatificación de los 498 mártires de la guerra civil del bando franquista y el Vativano no escatima en medios ante la ocasión.

Por ello, la ceremonia podrá seguirse en vivo por Internet a través de la Televisión del Vaticano y en la página web de la Conferencia episcopal.

Mientras tanto, los primeros peregrinos ya están llegando a Roma y el episcopado español calcula que un total de 30.000 españoles acudirán a la cita.

La ceremonia de beatificación, que tendrá lugar en la plaza de San Pedro del Vaticano, será oficiada por el cardenal José Saraiva Martins, que es representante del Papa y prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Las beatificaciones coinciden con un momento de excesiva crispación"

Presencia de Moratinos

La presencia del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos es un "gesto" del Gobierno español hacia la Santa Sede, con el que se ha querido dar al acto "la relevancia que merece".

Así lo manifestó el embajador de España en la Santa Sede, Francisco Vázquez, al comentar la ceremonia del día 28 en la plaza de San Pedro, a la que asistirán 71 obispos españoles y una amplia representación tanto del Gobierno de España, como de las comunidades autónomas, ayuntamientos y pueblos de donde son oriundo o murieron los 498 mártires.

El embajador recordó que de las 23 causas de beatificación (que abarcan a los 498 mártires) la primera se inició en 1948 y la gran mayoría en 1960.

Lo precisó para señalar que la fecha del 28 de octubre para la ceremonia no tiene nada que ver con "otras agendas", en referencia velada a la ley de memoria histórica que actualmente prepara el Gobierno.

"Las beatificaciones coinciden por desgracias con otros momentos de la vida española, en la que hay una excesiva crispación, se está en la precampaña de las elecciones generales de 2008 y algunos están utilizando un revisionismo histórico para tensar la situación o como revancha", precisó el embajador, que situó a esos dos grupos a la derecha y la izquierda del Gobierno.

Vázquez afirmó que las beatificaciones son "un magnífico momento para contribuir a la reconciliación y el perdón, para ahondar y profundizar en la reconciliación de todos los españoles".