En un comunicado han explicado que en el mes de noviembre se solicitó por última vez que se debatiera y aprobara en el Comité de Seguridad y Salud el reglamento de funcionamiento que afecta a Hospital Regional Universitario, Hospital Virgen de la Victoria y Centro de Transfusiones sanguíneas.

La presidencia del Comité de Seguridad y Salud "no solo no incluyó en el orden del día de la reunión la propuesta del delegado de prevención, si no que, además, decidió unilateralmente que dicho asunto no se debatiera en la reunión", han indicado desde UGT.

"La obstinación de la Dirección a impedir el debate y aprobación del reglamento tiene su base en el firme propósito de forzar la inclusión de la prerrogativa del voto de calidad del presidente del CSS, de tal manera que aunque los delegados de prevención propusieran alguna medida de mejora o se opusieran a alguna medida por la Dirección, ello quedaría resuelto mediante el voto de calidad del presidente".

Así, han indicado que ante dicha actitud "y la escasa garantía que ofrece un CSS donde se impide la aprobación de sus propias normas de funcionamiento si no se admite el criterio de la Administración del voto de calidad, UGT vehiculizará los incumplimientos en materia de seguridad y salud de los trabajadores a través de la Inspección de Trabajo y mediante interposición de demandas ante el juzgado de lo social competente".

Al respecto, desde la Dirección del Hospital Regional han manifestado que "actualmente los comités de seguridad y salud del Servicio Andaluz de Salud (SAS) tienen un reglamento vigente, estando en el ámbito correspondiente la negociación de un nuevo reglamento".

Asimismo, han afirmado que en el ámbito del Comité de Seguridad y Salud de los Hospitales Regional de Málaga y Virgen de la Victoria "este órgano se encuentra constituido y en funcionamiento perfectamente adecuado a la legalidad establecida".

Consulta aquí más noticias de Málaga.