Esta necesidad ha sido valorada tras analizar los datos obtenidos a través del seguimiento de los autobuses en tiempo real, materia en la que la EMT "fue pionera" con la localización de toda su flota con tecnología GPS y el envío de los datos a través de los 'modems' con los que cuentan los autobuses.

Estos datos de seguimiento son continuamente analizados por un programa informático que analiza las desviaciones de cada uno de los viajes programados a lo largo de toda la jornada, distinguiendo a su vez los días laborables de los fines de semana y festivos.

Los análisis de los datos obtenidos permiten medir las desviaciones, diferenciando las provocadas por problemas puntuales de tráfico de las permanentes. Estas últimas se originan como consecuencia de modificaciones en las condiciones de tráfico, como obras de larga duración o cambio en los hábitos de movilidad de los ciudadanos.

Los horarios modificados se corresponden con las líneas 1, 2, 3, 4, 11, 15, 19, 22, 25 y 62, y entrarán en funcionamiento a partir del próximo lunes 20 de febrero. En el caso de la línea 15 se mantendrá la frecuencia hasta las 22.00 horas, mejorando la puntualidad a lo largo de todo el día, según han informado a través de un comunicado.

En la línea 1 se mejorará la prestación del servicio, en este caso incrementando el número de autobuses que prestan servicio en hora punta hasta llegar a las 14 unidades.

En las líneas 2, 3, 4, 11, 19, 22, 25 y 62 se cambiarán levemente algunos de los horarios de salida de cabecera para mejorar la frecuencia durante todo el recorrido e incrementar la puntualidad.

Toda la información de los nuevos horarios estará disponible en la web emtmalaga.es y en la App de la EMT, donde también se pueden conocer los tiempos de espera de las distintas líneas en cada una de las paradas.

Las más de 200.000 consultas diarias que se reciben demuestran que se trata de una herramienta "muy apreciada por parte de los usuarios del autobús".

Consulta aquí más noticias de Málaga.