I Encuentro 'Por una Arquitectura desde y para la sociedad'.
I Encuentro 'Por una Arquitectura desde y para la sociedad'. EUROPA PRESS/ARQUITECTOS

Asimismo, ha señalado la importancia de acortar los parámetros de lo que significa calidad de vida para su aplicación al trabajo de los arquitectos.

Díaz del Río ha expuesto el documento que recogía las once conclusiones de este encuentro, de las que ha puesto de manifiesto que todavía a día de hoy no se garantiza el derecho constitucional a la vivienda, por lo que "se debe legislar en ese sentido". De igual forma, se propone que las ciudades del futuro cuenten con más zonas verdes y transporte intermodal.

Y en relación con el trabajo que realizan los arquitectos, ha defendido que se divulgue y se reconozca la alta cualificación de los arquitectos españoles y ha considerado imprescindible la creación de una oficina específica de concursos y un cambio de legislación en la materia.

DEFENSOR DEL PUEBLO

La necesidad de que la ciudad futura sea fruto de la decisión conjunta de los profesionales con los ciudadanos es la principal conclusión del diálogo entre el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, y el doctor en Antropología de la Universidad de Barcelona Manuel Delgado, que han cerrado este viernes el I Encuentro 'Por una Arquitectura desde y para la sociedad'.

Durante dos días profesionales y representantes de diferentes entidades se han unido, en este encuentro celebrado en la Escuela de Arquitectura de Sevilla, en la búsqueda de nuevas fórmulas que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en el ámbito residencial y en los entornos urbanos.

En la jornada de clausura, el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha señalado que es un "buen maridaje" el de su institución y la profesión de arquitecto, porque para ambos la clave es la ciudad como lugar donde viven personas que necesitan ser protegidas en sus derechos. Jesús Maeztu ha reivindicado una ciudad inteligente, en el sentido de que sabe lo que necesita, que sea accesible a todos, saludable y dé respuesta real al derecho a la vivienda, que "sigue siendo una asignatura pendiente del estado de bienestar".

En el mismo sentido, Manuel Delgado puso como ejemplo la historia de la Villa Olímpica de Barcelona, donde se creó un nuevo barrio olvidando a la gente que allí vivía antes y sin que nadie se preguntara qué ha sido de ellos.

Delgado previno a los arquitectos contra los planes "donde nunca se ve a gente" y pidió que se respete el derecho a la ciudad. Para el antropólogo es necesario ante todo humildad y voluntad de servicio, porque frente al 'statu quo' "no hay nada que hacer, pero eso no quiere decir que no haya que hacer nada".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.