Según las pesquisas, el investigado perpetró, al parecer, los asaltos oculto tras una barba postiza e intimidó a sus víctimas con un cuchillo de grandes dimensiones. Los atracos tuvieron lugar en una farmacia, una panadería y una carnicería y otro contra un particular, que fue abordado en la calle, todos en el distrito oeste de la capital.

La Policía Nacional ha informado en un comunicado de que el presunto autor del robo con intimidación en una carnicería fue identificado y localizado el pasado 25 de enero en las cercanías al establecimiento, justo después de producirse los hechos. Los agentes le hallaron un teléfono móvil propiedad de la empleada de la tienda y dinero en efectivo (101 euros) provenientes del atraco, ejecutado a punta de cuchillo y bajo amenazas.

Los policías atribuyeron al investigado otros tres atracos cometidos entre los días 14 y 25 de enero en la misma zona de actuación y que se cometieron bajo un mismo modus operandi.

Así, el autor de los robos amenazaba a sus víctimas con agredirlas mientras esgrimía un arma blanca, ocultando sus rasgos faciales tras una barba postiza y exigiendo la entrega de pertenencias y/o dinero.

Tras el arresto fue puesto a disposición judicial, dictando su ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Málaga.