Lori Meyers
Lori Meyers JOAQUÍN GALLEGO

Llevan desde 1998 trabajando en el mundo de la música, primero autoeditándose y después, en 2004, ya con el respaldo de discográfica llegó su primer trabajo Viaje de estudios.

Desde entonces hasta hoy no han parado de trabajar. Aunque hayan tardado cuatro años en sacar nuevo disco, hay motivos: "Queremos dar lo mejor a nuestros seguidores, tardemos cuatro o diez años". Llegan con En la espiral, y se les nota en la distancia corta el callo de los años conjugada con las ganas no perdidas. 

Cuatro años de silencio antes de En la espiral...
Es que tampoco es silencio, hay salas, festivales de verano y hemos hecho tres años de conciertos porque el disco fue bien. Cuando pasaron esos tres años ya estás en el cuarto año. Y en este disco hemos hecho todo nosotros, desde el principio. Queríamos cuidar los detalles pequeños.

No querían que nadie se metiera en este trabajo, ¿no?
Sí, y queríamos darle a los fans, a los seguidores, el mejor material posible tardáramos cuatro o diez años.

Queríamos darle a los seguidores, el mejor material posible tardáramos cuatro o diez añosEs un poco la prisa la que parece marcar ahora todo, casi antes que la calidad...
Nosotros es que vamos al contrario, hemos tardado 20 veces más que el resto en sacar un disco.

Vértigo es una de las canciones de este álbum, ¿qué es lo que más vértigo les da?
Lo que más vértigo nos da es que se nos acabe nuestra historia.

Da por hecho que lo suyo tiene fecha...
Es que se va a acabar, se tiene que acabar. Todos nos vamos a morir. Nos da vértigo que no tengamos nada que decir como grupo, porque ahí se acaba. Da vértigo no poder decir cosas y que se acabe nuestro momento profesional. Y luego los aviones dan miedo.

¿Sensibles o sentimentales?
Nosotros estamos más en el formato hijo puta.

¿Qué es lo que más miedo les da de En la espiral?
Tenemos presión porque vamos a seguir aprendiendo y cambiando. Nuestras nóminas no se incrementan, pero sí nuestras familias. Incrementamos el espectáculo, nuestra intención es hacer cada vez un espectáculo mejor.

¿Alguna pesadilla?
Bueno, los públicos, que son muy distintos. No tiene nada que ver el de una ciudad con otra. Pero nos gustan todos.

Tampoco pueden decir otra cosa...
No, pero es que preferimos a todo el mundo. No tenemos etnia ni raza ni...

Ni religión
No, ateos. Hemos afrontado las cosas como nos han venido. Lo que tenemos son ganas. Cogemos siempre las riendas.

¿Lo más injusto que les podrían decir?
Lo más injusto que podrían decirnos es que no hemos trabajado o que duden de nuestra honestidad, que duden de que no nos ha salido de dentro. Que duden y digan que nos ha influido algo y no tenemos personalidad, eso jode mucho. Nos ha pasado en algunos discos.

¿La etiqueta más molesta?
Cualquiera. Pero cuanto menos te moleste una etiqueta mejor, porque igual si te molesta es porque era verdad.

¿Mucho callo ya ante las críticas?
Sí, hay callo.

¿Se aprende a no mirar?
No, tienes que dar la importancia que tiene. Lo que estaría bien es que se definiera a la gente como antes, que cuando te has muerto digan que eras un buen tipo. Todos tenemos un fin y eso nos salva de que no haya nadie más especial que nadie.

Que duden y digan que te ha influido algo y no tienes personalidad jode mucho¿Tienen fe en la evolución? Porque la canción que lleva ese título tiene un punto negativo...
Sí, vamos por mal camino y nos estamos insensibilizando pero creemos que hay gente que hace cosas positivas y admiramos a gente que nos hace creer, la humanidad no es tan mala. Nos hemos metido en una vorágine bastante chunga, pero creemos en la humanidad, y llegaremos a otro sitio. Hay gente empujando fuerte.

¿No están demasiado aislados esos movimientos?
Algo tendrá que cambiar o esto revienta. Va a reventar... Dentro de 4.000 años, pero va a reventar.

¿Y ustedes?
No, ¿por que?, ¿por críticas negativas? Estamos expuestos, ¿no hacemos música para todo el mundo?

¿De verdad hacen ustedes música para todo el mundo?
Sí, hacemos música para todos, no vamos a vetar a nadie. Honestamente la música está hecha para todos, la gente decide que estilo.

¿Y si viene Rajoy y les dice que le ha encantado su trabajo?
Pues tendremos que aceptarlo, ¿qué hacemos, cambiar de música y hacer un disco para que no le guste?

Sí, pero ¿cómo se les quedaría el cuerpo?
Pues le diríamos muchas gracias  pero no me voy a hacer una foto contigo para que no politices. No voy a hacerme fotos con ningún político, ya hay muchos, ¿para qué? Se les da mucha importancia, hay muchos políticos, consejeros. Para nosotros lo importante es hacer música. Si les gusta, me da igual. Nuestro hostal está abierto a todo el mundo.

¿La canción que menos les gustaría que pasara inadvertida?
Siempre nos pasa. Océano molaría que no pasara inadvertido. Vértigo también. Son 13 canciones. Vamos a atentar a la suerte. Hay que tentar a la suerte para ver si existe.

Con la canción Pierdo el control uno acaba en un bucle...
Es el estribillo, pero hay varias canciones que te meten en una espiral. Aunque esta lo hace más y tiene partes muy diferentes. Es como cuando se cruza un cable y dices: ya no puedo más.

¿Cómo seleccionan que entra y que no?
Con nuestra gente de confianza hacemos una ronda. Nosotros no tenemos criterio. Los músicos somos los peores para valorar la música propia.