El primer avión A-380 del consorcio europeo Airbus entregado a una línea aérea, Singapur Airlines (SIA), ha aterrizado en el aeropuerto de Sidney, casi ocho horas después de iniciar su primer vuelo comercial.

El avión despegó desde el aeropuerto de Singapur rumbo a Sydney con 471 pasajeros a bordo, que en algunos casos llegaron a pagar hasta 100.000 dólares (70.400 euros) por un billete.

Los pasajeros están encantados con el avión

El piloto Robert Ting declaró desde el avión y en directo a la televisión australiana Channel Nine que estaba muy satisfecho con el vuelo

Por su parte, un periodista del canal Ten de la televisión australiana, indicó por teléfono desde la aeronave que los pasajeros están "encantados" con el avión, que todos lo han pasado muy bien durante el viaje y que esperaba que la llegada a Sidney fuera "espectacular".

A pesar de que el avión más grande del mundo tenía previsto sobrevolar la ciudad de Sidney antes de aterrizar, no pudo hacerlo por un cambio de última hora que le obligó a utilizar una pista distinta a la prevista inicialmente.

Sobrevoló el aeropuerto a 1.800 metros de altitud y dio media vuelta para aterrizar.

El avión fue también recibido por un nutrido grupo de personas, incluidos muchos curiosos que acudieron al aeropuerto para no perderse el evento.

Lujo y grandiosidad

El avión tiene 12 suites de lujo que cuentan con monitores de televisión de pantalla plana, una mesa de despacho, un sillón reclinable y una variada selección de viandas.

Sólo una docena de ciudades tienen espacio para el A-380

En el segundo piso del avión hay disponibles 60 sillones de clase "business", que pueden convertirse en cama, mientras que los 399 asientos correspondientes a la clase turista están repartidos entre los dos niveles.

Hasta ahora, sólo una docena de ciudades -entre las que se cuentan Singapur, Londres, París, Nueva York, Los Ángeles y Tokio- pueden acoger al gigante de Airbus pues sus dimensiones, de 80 metros de longitud y una altura 24,1 metros, exigen pistas de despegue y aterrizaje de mayor superficie.