Un informe de la CHD atribuye a un fenómeno natural la espuma blanca que apareció en diciembre en el río Tormes

  • Un informe del Área de Calidad de las Aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), ante un nuevo escrito presentado por el Ayuntamiento de Salamanca por la presencia de espuma blanca en la superficie del agua del río Tormes, el pasado mes de diciembre, ha descartado la presencia de sustancias contaminantes y atribuye ese fenómeno a la presencia de residuos orgánicos y la batida del agua.
El río Tormes a su paso por la ciudad de Salamanca
El río Tormes a su paso por la ciudad de Salamanca
EUROPA PRESS

Según ha indicado el Ayuntamiento, la CHD cuenta con "una amplia red de Estaciones Automáticas de Alerta", situadas "estratégicamente" en los tramos de ríos considerados como "críticos" por encontrarse en zonas susceptibles de recibir vertidos o por la existencia de captaciones importantes para el abastecimiento de poblaciones.

Concretamente, en Salamanca se encuentra junto al puente de Juan Carlos I, y no detectó "incidencia alguna de carácter reseñable" en las fechas próximas a la comunicación de la presencia de la espuma.

Asimismo, la Confederación Hidrográfica del Duero ha determinado en informes anteriores, basados en el muestreo del agua de las espumas y su correspondiente análisis, "la ausencia de detergentes así como cualquier otro contaminante con riesgo para la salud pública", ha apuntado el Consistorio.

A la misma conclusión, según el comunicado municipal, llegaron los resultados obtenidos por el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua de la Universidad de Salamanca (CIDTA) y Aqualia, que analizaron mediciones de nutrientes (fosfatos, nitratos, nitritos y amonio), materia orgánica (TOC, oxidabilidad, DQO), materia en suspensión y medidas in situ de los parámetros 'pH', oxígeno disuelto, turbidez y conductividad, así como de tensioactivos aniónicos (detergentes).

Finalmente, tal y como ha explicado el Ayuntamiento, la CHD ha señalado que "es relativamente habitual la presencia de espumas y natas blanquecinas en zonas de remanso y orillas de los ríos, generalmente después de zonas de rápidos o pequeños saltos o azude"s, y que en ningún caso se ha detectado la presencia de sustancias contaminantes en las muestras recogidas.

"Estas espumas se originan a partir de restos de materia orgánica disueltos en el agua, los cuales, por la acción de la batida del agua, dan lugar a espumas que pueden acumularse o deshacerse", ha insistido el Consistorio tras conocer el informe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento