El incendio de California se cobra ya tres muertos y casi un millón de desplazados

  • Se calcula que habrá cerca de 1.000 millones de dólares en pérdidas.
  • El fuego ha quemado más de 170.000 hectáreas.
  • Bush ha declarado la zona en estado de "grave catástrofe".
  • FOTOGALERÍA: Infierno en Malibú.
Un incendio arde sobre un monte en Palomar Mountain, California, mientras un bombero se dirige hacia él. (Sean Masterson / EFE).
Un incendio arde sobre un monte en Palomar Mountain, California, mientras un bombero se dirige hacia él. (Sean Masterson / EFE).
Sean Masterson / EFE

La oleada de incendios que asola el sur de California (EEUU) ha entrado ya en su cuarta jornada, con más de 170.000 hectáreas quemadas y casi un millón de desplazados, y sin que haya visos de que pueda ser controlado en las próximas horas. El presidente Bush ha declarado la zona en estado de "grave catástrofe".

Además, tal y como ha confirmado el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, el número de muertos por el fuego ha ascendido a tres tras registrar un nuevo fallecimiento durante este miércoles. "Hasta el momento hay tres muertos y 70 heridos, sobre todo bomberos", ha explicado el gobernador precisando que "actualmente 18 fuegos están activos contra los que trabajan alrededor de 8.900 miembros de los equipos de extinción".

Las autoridades estadounidenses están muy pendientes de las previsiones meteorológicas, y sobre todo del viento, que, junto a la extrema sequía del terreno, se ha convertido en el factor principal que ha avivado el avance de las llamas. El área de San Diego es la que peor se encuentra ya que está cubierta por un humo acre y denso que huele a quemado y llega de los fuegos que se registran en el este.

En cuanto al número de evacuados, la cifra asciende a 950.000 personas, en lo que supone la mayor movilización de la historia de California, y, según las primeras estimaciones de los servicios de emergencia, habrá cerca de 1.000 millones de dólares en pérdidas (700 millones de euros). El número de edificios quemados asciende a casi 1.700, siendo 1.436 de ellos, casas, sobre todo en San Diego donde unas 1.200 viviendas han sido pasto de las llamas.

Debido a la magnitud del incendio, George W. Bush visitará este jueves California para conocer de primera mano la situación. Por otro lado, las autoridades mexicanas aseguran que el fuego, que llegó el pasado lunes al estado de Baja California, ha quemado al menos 20 hectáreas en su territorio. De hecho, se ha declarado la alerta en la ciudad mexicana de Tijuana, fronteriza con EEUU, ante la inminente propagación del incencio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento