En concreto, a través de la moción, proponen instar al equipo de gobierno del PP y a la Junta al inicio de los trámites para la apertura al público de la citada necrópolis "con la mayor coordinación posible y buscando la mejor fórmula para culminar la misma".

También piden instar a ambas administraciones a la puesta en valor de la necrópolis islámica de Yabal Faruh en calle Agua y su entorno aprovechando las actuaciones previstas en la zona.

El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha recordado que la Gerencia Municipal de Urbanismo, según se ha conocido, va a abrir la calle San Lázaro, al final de la calle Agua, en las faldas del monte Gibralfaro, para unirla a Mundo Nuevo, "algo que nuestro grupo ya pidió en 2012 y 2013, pero sin embargo no se ha tenido en cuenta la existencia en ese emplazamiento de la necrópolis de Yabal Faruh".

Además, ha opinado que, después de toda la inversión realizada, "esta importante parte del patrimonio histórico de Málaga no debe permanecer cerrada, y aprovechando dichas obras debe retomarse su apertura y puesta en valor de la zona".

La citada necrópolis es un yacimiento arqueológico situado en el número 22 de la calle Agua, y que originalmente comprendía un espacio aún mucho más amplio, limitando también con la calle San Lázaro, en el barrio de la Victoria.

Se trata, ha explicado, de un cementerio islámico compuesto por dos mezquitas funerarias, un mausoleo y oratorios funerarios. Tuvo su uso entre los siglos XI al XV. Las tumbas monumentales fueron realizadas con sillares de arenisca, azogue y tizón. Del panteón se distinguen cuidadas decoraciones en yeso propias de la religión musulmana, como estrellas de ocho puntas o el árbol de la vida.

"ENORME VALOR"

Zorrilla ha recordado que Yabal Faruh es un yacimiento arqueológico "de un enorme valor", ya que es la mayor necrópolis andalusí encontrada en toda España y además contiene las dos únicas mezquitas funerarias conocidas hasta la fecha en la España islámica.

Estas mezquitas responden al modelo más sencillo de mezquita andalusí, de una sola nave, planta cuadrangular y Mihrab -nicho curvo- en el muro de la "quibla". A diferencia de las mezquitas de oración carecen de puerta de entrada al recinto y de techo, de acuerdo con la doctrina musulmana de no edificar sobre tumbas.

Por otro lado, el portavoz del equipo de gobierno ha recordado que "el buen estado de conservación" de la necrópolis de Yabal Faruh, que aporta datos muy relevantes sobre los enterramientos islámicos, hizo que la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta "decidiera su integración en una promoción de viviendas que se levantó en ese solar". Para ello, se creó expresamente una habitación en el mismo punto en el que se localizó el yacimiento, que ha sido acondicionado por el arquitecto Ciro de la Torre.

En este sentido, se construyó un circuito de visita, e incluso una aplicación para móviles y tabletas para poder conocer cómo era esta necrópolis en la época islámica durante las visitas usando realidad aumentada, se elaboró un programa divulgativo elaborado por el profesor Manuel Acién, especialista en el Islam de la Universidad de Málaga (UMA), y se instalaron los paneles explicativos, entre otros.

"Con todo preparado, la inauguración estaba prevista para principios de 2010 e incluso empezaron a concertarse visitas con los colegios de la ciudad, pero el Ayuntamiento de Málaga denegó conceder la licencia de apertura realizando varios requerimientos técnicos, a los que la Junta de Andalucía no contestó ni actuó, con la consiguiente correspondencia de argumentos y contrargumentos", ha finalizado Zorrilla.

Consulta aquí más noticias de Málaga.