Al menos seis elefantes asiáticos, entre ellos tres crías, murieron electrocutados cuando, ebrios tras beber un licor local, entraron en contacto con un cable de alta tensión en el noreste de la India, según ha informado una fuente oficial.

El suceso se produjo este domingo en el pueblo de Chandan Nukat, cuando una manada de unos 40 elefantes bebieron por error la cerveza de arroz que preparan las tribus locales de la región india de Meghalaya y comenzaron a correr por los arrozales.

 

Algunos aldeanos lograron alejar a los demás elefantes del cable

"Uno de los elefantes trató de frotar su lomo contra un poste eléctrico, y este no pudo resistir su peso y cayó, con lo que el elefante sufrió un contacto directo con el cable de alta tensión", dijo el activista local Dipu Marak en declaraciones a la agencia india IANS.

 

Varios testigos y funcionarios dijeron haber visto al elefante, un macho adulto, retorcerse de dolor y barritando, lo cual atrajo a varios paquidermos más que acudieron al rescate y sufrieron su mismo destino.

"Era patético ver a un elefante tras otro electrocutándose ante nuestros ojos. Murieron seis en total, incluidas tres crías", dijo un anciano del pueblo, T. Sangma.

"Podría haber habido más muertos, pero algunos de los aldeanos lograron alejar a los demás elefantes del cable", añadió.

Los elefantes ebrios se enfurecen con facilidad y destruyen chozas y graneros, además de atacar a los habitantes de las aldeas.