Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, en el 'Paseo de los Héroes' del Pentágono, en Virginia. EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha subrayado la necesidad de que Estados Unidos tenga unas "fronteras sólidas" y criticó la situación migratoria en Europa y el resto del mundo.

"Nuestro país necesita fronteras sólidas y un escrutinio extremo, AHORA. Miren lo que está sucediendo en toda Europa y, ciertamente, en el mundo. ¡Un lío terrible!", afirmó Trump en un escueto mensaje publicado en su cuenta personal en la red social Twitter. Una hora después, agregó: "Los cristianos en Oriente Medio han sido ejecutados en masa. No podemos permitir que este horror continúe".

El magnate neoyorquinoescribió ambos comentarios después del revuelo que ha causado la orden ejecutiva que firmó el pasado viernes para luchar contra el terrorismo yihadista.

El decreto ley suspende tanto la entrada de todos los refugiados durante 120 días como la concesión durante 90 días de visados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana con historial terrorista —Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, el Yemen e Irán— hasta que se establezcan nuevos mecanismos de escrutinio.

Ese veto provisional provocó este sábado caos e indignación en medio mundo, mientras numerosos viajeros veían bloqueado ya su acceso al territorio estadounidense y se producían protestas en el aeropuerto neoyorquino JFK y en otros puntos de EE UU.

Además, una jueza federal bloqueó a última hora del sábado parte del polémico veto, en respuesta a una demanda de la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU) contra la orden ejecutiva de Trump que pone en dudad su constitucionalidad.

La jueza Ann M. Donnelly, del tribunal del distrito federal de Brooklyn (Nueva York), dictó que los refugiados u otras personas afectadas por la medida y que han llegado a aeropuertos estadounidenses no pueden ser deportados a sus países.

Trump ha recibido numerosas críticas a las medidas, dentro y fuera de Estados Unidos, algunas de ellas provenientes de mandatarios europeos como el presidente francés, François Hollande.

En una conversación telefónica este sábado con el multimillonario, Hollande "recordó su convicción de que el combate para la defensa de nuestras democracias no es eficaz mas que si nos enmarcamos en el respeto de los principios que las sustentan, en particular la acogida de refugiados", informó el Elíseo al término de la conversación telefónica entre los dos mandatarios.

Asimismo, el primer ministro belga, Charles Michel, ha dicho este domingo que pedirá explicaciones a Trump, al estar en desacuerdo con el veto a la entrada en el país de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, también ha calificado de "divisorio" y "equivocado" el veto impuesto por el presidente de EE UU.