Arreglarán en Fray Albino grietas de hace tres años
Los vecinos de Fray Albino llevan años esperando una solución para los desperfectos de sus hogares. (R. Serrano)

Un día de 2004 surgieron unas grietas, y conforme iba pasando el tiempo, al igual que si se tratara de un niño, los propietarios de las casas de Fray Albino las han ido viendo crecer. Según los informes, aparecieron por la composición arcillosa del suelo y por unas zanjas abiertas para arreglar las tuberías de la red general de Emacsa. El Ayuntamiento, aunque a regañadientes, aceptó hacerse cargo de las obras en más de 430 casas y sin coste alguno para sus propietarios. Pero los trámites, la elección de los arquitectos, selección de viviendas, clasificación de daños y demás formalizaciones han ralentizado las obras y muchas viviendas están ahora peor que antes.

Para evitar su deterioro, la Gerencia aprobará hoy un crédito extraordinario para actuar en las casas más deterioradas por la vía de urgencia hasta que tengan acabado su proyecto de remodelación integral y comiencen las obras. Los vecinos se lamentan de la tardanza de las actuaciones y de la política empleada. La portavoz vecinal, Carmen Sevilla, señala que «se han arreglado casi 300 casas, pero las que menos daños tenían».

Es decir, que las viviendas que peligran con venirse abajo siguen sin rehabilitarse.

Sevilla recuerda que aún  hay vecinos desalojados, viviendo en hostales y casas de acogida municipales, a la espera de que les arreglen sus hogares. El Ayuntamiento autorizó su realojo por prevención. Actualmente hay  unas 15 viviendas con daños de consideración, con peligro de ruina y «para las que todavía no hay solución», según la portavoz vecinal.

Vecinas afectadas

Isabel Pérez. 68 años.

«Soy una de las primeras a las que el Ayuntamiento ayudó. A mí los albañiles me arreglaron las grietas del salón en una año. Pagué a los albañiles de mi bolsillo, pero me lo han devuelto todo; en total, 3.000 euros».

Carmen Díaz. 41 años.

 «El Ayuntamiento está arreglándome la casa casi al completo. Me han subvencionado íntegramente los desperfectos con 20.000 euros. Mi casa quedó muy afectada tras las riadas de hace dos años. El suelo se hundió por completo».

Rafaela Serrano.

«Sólo me han puesto algunas reglas. Aún estoy a la espera de que el Ayuntamiento venga a arreglarme las grietas de mi casa. No quiero ser pesada, así que confío en que pronto me tocará a mí como a los demás».