La religión católica es una asignatura cada vez menos popular entre los escolares zaragozanos de los colegios públicos. El último curso perdió más de 3.200 alumnos con respecto al anterior, y poco más de la mitad de los estudiantes de Infantil a Bachillerato optaron por esta materia.

El alumnado va cayendo en picado año tras año y la reducción es mayor en los ciclos más avanzados. En el último curso, según el Arzobispado, sólo el 18,75% de los alumnos de Bachillerato estudiaron religión, lo que supone una reducción del 10% con respecto al curso 2005-2006.

También descienden, aunque en menor proporción, los alumnos inscritos en otros ciclos educativos. Así, en Primaria eligieron religión católica el 74,6% de los niños y en Secundaria un 31,26%, un 4% y un 8% menos que el año anterior, respectivamente.

El resto de los escolares, salvo una minoría que estudia islam o religión evangélica, tienen una clase alternativa en la que desarrollan actividades de estudio o aprenden valores éticos.

Según estos datos, más de la mitad de los niños que cursan religión en el colegio la dejan al pasar al instituto. Las asociaciones de padres explican que en Primaria muchas familias optan por esta asignatura porque quieren que sus hijos hagan la primera comunión y una vez cumplida esta tradición, dan a los escolares la opción de elegir si quieren seguir con la materia o no.

Piden que sea optativa

Según un estudio elaborado por la Federación de Asociaciones de Padres de Aragón (Fapar), a lo largo de todo el ciclo de Primaria se dedican 315 horas lectivas a la religión, mientras que en Secundaria son 175. Asociaciones de padres y sindicatos reclaman que la asignatura de religión sea optativa en los colegios aragoneses.

En los privados son mayoría

Los centros privados y concertados no sufren la pérdida de alumnos de religión que afecta a los colegios públicos. En los centros de congregaciones religiosas, el 99,03% de los alumnos matriculados cursan esta asignatura, mientras que en los colegios privados de titularidad civil lo hace el 85,27% del alumnado y en ambos casos el porcentaje se mantiene en todos los ciclos educativos. Los profesores de religión los designa la Iglesia, pero son el Ministerio y la Consejería de Educación quienes pagan sus sueldos.