Por atentar contra la competencia. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha sancionado con 24 millones de euros a las cajas de ahorros BBK, Kutxa, Caja Vital y a la Caja de Ahorros de Navarra (CAN) por mantener durante 15 años un pacto de no competencia y coordinación de sus comportamientos competitivos frente a terceros.

Este tipo de acuerdos están prohibidos por la Ley de Defensa de la Competencia, ya que  buscan coordinar las actividades comerciales para eliminar la competencia entre ellas y limitar las posibilidades de actuación de los competidores ajenos al pacto.

El expediente sancionador se inició el 24 de octubre de 2005 por parte del Servicio de Defensa de la Competencia contra las tres cajas de ahorros vascas por presuntas prácticas prohibidas. En diciembre de 2005 se amplió a la Caja de Ahorros de Navarra.

Constitución de un cártel

En su resolución, el Consejo de la CNC considera acreditada la existencia de un acuerdo entre las cuatro imputadas, que constituye un cártel, la infracción más grave a las normas de defensa de la competencia. Así, ninguna de las sancionadas ha abierto sucursales en los territorios de sus rivales (en aquellas provincias afectadas por el pacto).

El acuerdo entre las cajas, que se integraron en la Federación de Cajas Vasco-Navarras, incluyó la fijación de precios y otras condiciones comerciales, el intercambio de información y la coordinación de comportamientos.