Jesús Candel, Spiriman
Jesús Candel (c), en una de las concentraciones para pedir una sanidad pública de calidad. EUROPA PRESS

El doctor Jesús Candel, Spiriman, principal promotor de las movilizaciones masivas contra la reordenación sanitaria en Granada, ha sido citado el próximo 1 de febrero a un acto de conciliación a petición del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y María José Sánchez Pérez, profesora de la Escuela Andaluza de Salud Pública, que se han presentado una querella criminal contra el facultativo por supuestas injurias y calumnias.

Spiriman difundió por vídeo una carta anónima en la que se acusaba a Blanco y a Sánchez de un delito de patrimonio y de adjudicar una plaza a un familiarEn la solicitud presentada ante el Juzgado de Paz de Albolote (Granada), se detalla que "el pasado 2 de noviembre, a través del portal de Internet Youtube, y amparándose en una carta de la que se manifiesta haberla recibido de forma anónima, el demandado procedió a dar lectura a uno de los párrafos de contenido totalmente calumnioso, mientras que sostenía entre sus manos la supuesta carta". En el vídeo, Spiriman acusa también a Blanco y a Sánchez, remitiéndose siempre a la carta recibida, de haber "adjudicado una plaza pública" a un familiar "recién licenciado y sin méritos propios".

A raíz de las declaraciones de Jesús Candel en este video, el texto indica que "es totalmente incierto que exista un documento donde se acredite" que los demandantes "han sido imputados por un delito contra el patrimonio, por no ser ciertos los hechos, siendo las manifestaciones efectuadas por el demandado totalmente inciertas, inventadas y fabuladas, amparándose en un hipotético anonimato a fin de transmitir un comportamiento delictivo inexistente".

"Es igualmente incierto que haya efectuado una foto o fotocopia acreditando el documento a que hace referencia y que lo haya entregado para su conocimiento, al no existir el mismo, tratándose de un ardid dirigido a los oyentes para dar credibilidad a sus afirmaciones" con el que, según añade la solicitud del acto de conciliación, se ha producido "un grave quebranto a la honorabilidad" de los demandantes "ya que se les ha imputado un delito y dada su condición pública ha significado una grave afrenta en su imagen pública y académica".

Piden por ello a Candel "que acepte indemnizar con la cantidad de 10.000 euros", la cual "será donada a una asociación o entidad de carácter benéfico".

El acto de conciliación previo, que tendrá lugar el próximo 1 de febrero, es preceptivo en la interposición de una querella por injurias y calumnias, siendo un requisito exigido por la Ley de Enjuiciamiento Criminal "habida cuenta que los hechos relatados pudieran ser constitutivos de un delito de calumnias e injurias graves", concluye la solicitud por la que el Juzgado de Paz de Albolote, una vez admitida a trámite la solicitud, ha trasladado cédula de citación a Candel para el próximo 1 de febrero. 

Alonso defiende la querella

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha justificado este jueves las denuncias "individuales" que se están presentando contra Candel pues, según ha señalado, "la crítica que se realiza, por dura que sea", se puede asumir, pero que lo que "nunca" asumirá Alonso, "como consejero, y creo que nadie puede asumir, como ciudadano, son los insultos, las descalificaciones a los profesionales que no piensan como tú y son compañeros de trabajo".

El consejero de Salud defiende las denuncias individuales al considerar que no se debe llegar al insultoAlonso ha asegurado que, en contraposición, desde su Consejería "nunca" se han lanzado descalificaciones "contra ningún profesional, independientemente de cuales sean las manifestaciones que hagan, y pedimos lo mismo, pedimos respeto para los profesionales, respeto para los profesionales que no piensan como tu", porque "nadie tiene la verdad absoluta".

Por lo tanto, según ha argumentado el consejero de Salud, "en ese camino no podemos permitir" situaciones "que lleguen al insulto y la descalificacion de los profesionales. Eso hay que evitarlo, puesto que el trabajo conjunto de todos los profesionales permitirá tener una sanidad de calidad".

En este caso, la consecuencia de la actitud de Spiriman, según ha detallado el consejero, es que, "a titulo individual, sí ha habido algunas denuncias por acusaciones del doctor Candel, y se sustanciarán a nivel individual entre quienes las presentan en los tribunales", lo cual tiene lógica, pues "cuando se pasa un determinado nivel, de la critica al insulto, a la descalificación e incluso a la acusación de cometer delitos, lógicamente casi siempre acaba en los tribunales".

"De momento --ha proseguido--, las denuncias tienen que hacerse cuando se plantea delito y se hacen a nivel individual, no existen (denuncias) colectivas", de modo que, "lo que sí habrá, cuando se produzcan hechos que se consideren delictivos", serán denuncias "a titulo individual, por miembros de la Junta" y "ha habido ya, de hecho".

Consulta aquí más noticias de Granada.