Trabajadores de correos, Jerez
Los trabajadores denuncian su situación. Violeta Ruíz

Los trabajadores de Correos ya no pueden más. «Estamos sometidos a mucha presión por parte de la empresa, y durante esta semana varios trabajadores han requerido hasta asistencia sanitaria», aseguró uno de los trabajadores. Por este motivo, y en virtud de protesta, se echaron ayer a la calle protagonizando concentraciones a las puertas de los dos centros de reparto que existen en la ciudad, en la calle Lechuga y en la plaza de la Amargura.

Han tenido que intervenir los servicios sanitarios para asistir a varios trabajadores.

Concretamente, el pasado jueves los servicios sanitarios tuvieron que intervenir porque dos trabajadores sufrieron "fatigas, mareos e incluso un desmayo" en el centro de la plaza de la Amargura. Y en la otra sucursal tuvieron asistir porque un trabajador estaba sufriendo una crisis de angustia, y es que "el día anterior fue obligado a permanecer en su puesto de trabajo pese a llevar un corset ortopédico por dolencias de espaldas debido a un accidente de tráfico".

Ante estos últimos acontecimientos transcurridos en Jerez, Enrique Sánchez Beardo, secretario provincial de CCOO de Correos, aseguró que "vamos a estudiar y analizar jurídicamente los casos concretos" e incluso recurrirán a la inspección de trabajo. Sánchez Berdo aclaró que "lo que ha ocurrido en Jerez no son situaciones masivas en la provincia, pero sí que suceden", porque los trabajadores están sometidos a una excesiva sobrecarga de trabajo, que a su vez provoca estrés, que se incrementa si los empleados sufren de algún tipo de patología.

"En Jerez están viviendo situaciones delirantes, porque el hecho que la Unidad de Valoración Médica de la Seguridad Social ofrezca un informe en el que asegure que el trabajador no está en condiciones de obtener la jubilación, no significa que éste tenga que incorporarse a su puesto si aún su médico no le ha dado el alta", continuó Sánchez Beardo. Y es que es denunciable que "si existe un informe negativo sobre la salud laboral te obliguen a reincorporarte a tu trabajo, ya que no te valoren apto para la jubilación no significa que el empleado se haya curado".

Los trabajadores están sometidos a mucha presión, lo que les provoca estrés.

El secretario provincial de CCOO de Correos, en otro sentido, aseguró que estas situaciones están muy relacionadas con "la impresionante falta de personal que posee Jerez, e incluso la empresa reconoce, aunque no oficialmente, que se necesitan entre 17 y 20 nuevas sesiones de reparto". Y es que esta ciudad ha crecido a pasos agigantados, "se ha convertido -narra Sánchez Beardo- el centro logístico de la provincia, y Correos no ha ido al mismo paso, por lo que es necesario que se finalice ya el estudio de plantilla". La calidad de trabajo que ha ofrecido Correos "no ha disminuido y se debe al esfuerzo de sus trabajadores", pero sí existe un notable aumento de los casos de estrés "por la carga de trabajo a la que están sometidos", concluyó el representante sindical.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JEREZ.