Según han explicado fuentes de Endesa a Europa Press, en la noche de este viernes 3.000 clientes de esta comarca permanecían sin electricidad debido al temporal y aunque la compañía había trasladado a la zona cinco generadores, "no se pudieron conectar porque no se pudo acceder" por carretera a estos municipios.

Así, a primera hora de este sábado trabajadores de la empresa se han acercado con un helicóptero para iniciar las labores de reparación, si bien aún quedan 1.500 clientes sin suministro en Gúdar-Javalambre.

Endesa confía en que en las próximas horas se recupere el suministro en toda la zona. Este viernes ya se ha logrado restablecer en Rubielos de Mora y esta mañana se ha recuperado en Arcos de las Salinas, Albentosa y Manzanera.

Consulta aquí más noticias de Teruel.