Unos 50 delegados sindicales se manifiestan en Guadalajara para que no haya "ni una muerte más" en el trabajo

  • Cerca de medio centenar de delegados sindicales de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de Comisiones Obreras (CCOO) de Castilla-La Mancha se han concentrado este viernes ante las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara para reivindicar que no haya "ni una muerte más" en ningún centro de trabajo y para mostrar su solidaridad a la primera víctima mortal de 2017, que se produjo el pasado 5 de enero cuando un operario fue atropellado en la A-2.
Concentración
Concentración
EUROPA PRESS

A la concentración han asistido los responsables sindicales de UGT y CCOO, Pedro del Olmo y José María Rey, respectivamente, quienes han puesto de manifiesto la necesidad de trabajar para que Guadalajara "deje de estar en cabeza en cuanto a siniestralidad laboral se refiere".

En declaraciones a los medios, Del Olmo ha recordado que la siniestralidad en la provincia "sigue marcando récord históricos" y ha pedido medidas de prevención "que deben cumplirse", así como evitar "la relajación". "Las muertes no tienen precio y la prevención sí lo tiene", ha dicho el responsable sindical de UGT.

Por su parte, Rey ha afirmado que con esta nueva víctima mortal "el año no ha podido empezar peor" y ha demandado la conveniencia de "recuperar" la cultura preventiva así como que las administraciones pongan más medios para evitar los accidentes laborales. A su juicio, "donde hay representación sindical el trabajo es más seguro".

El trabajador fallecido el pasado 5 de enero y por el cual se ha llevado a cabo esta concentración, era capataz en las labores de mantenimiento de carreteras y perdió la vida atropellado en la A-2 por una furgoneta cuando trabajaba en la zona donde previamente se había registrado un accidente de tráfico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento