El Consello de la Xunta ha aprobado este jueves una orden por la que se convocan las ayudas del año 2017 para paliar los daños ocasionados por ataques de lobo de Galicia con una cuantía de 379.958 euros, lo que supone un incremento de un seis por ciento respecto del importe de la anterior convocatoria.

A través de esta orden se conceden ayudas a los titulares de explotaciones ganaderas que resultan perjudicadas por ataques de lobo. Las cuantías concedidas se articulan en función de las especies afectadas y tramos de edad, que oscilan entre los 26 euros -ovino adulto mayor o igual a seis años- y los 1.635 euros -vacuno de raza autóctona mayor o igual a dos años y menor de seis-.

Las cuantías de las ayudas se calculan con base a un baremo y pueden incrementarse los importes en un 30 por ciento en determinados ayuntamientos, que se corresponden con aquellos incluidos en la zona 1 del plan de gestión de la especie.

Como novedad, según informa la Xunta, la orden de convocatoria de este año incluye, además, aquellos ayuntamientos en que se hayan producido ataques reiterados en los últimos años, y comprende, por tanto, las zonas más conflictivas. En total, según añade, son 74 municipios.

POBLACIÓN ABUNDANTE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha comentado en la rueda de prensa posterior a la reunión de su Gobierno que en Galicia "hay una población abundante" que se extiende "en una zona amplia de territorio". "Es un exponente de nuestra diversidad", ha señalado para añadir que "el lobo tiene necesidades alimenticias, lo que genera un conflicto con el sector ganadero".

Según los datos de la Xunta, el lobo mantiene una población abundante en la geografía gallega. Los últimos trabajos de censo de la especie muestran el dato de presencia en 90 grupos reproductores (mandas), de los cuales 14 serían compartidos con otras comunidades autónomas y Portugal -tres con Asturias, seis con Castilla y León y cinco con Portugal-.

AVISOS

Los datos que constan en la Dirección Xeral de Patrimonio Natural, a los que hizo referencia Feijóo, apuntan a que el número de avisos por ataques de lobo en Galicia comunicados en los últimos tres años se situaron en 618 en 2014; otros 618 en 2015 y 820 en 2016. "Hay más avisos porque hay interés en avisar y posibilidad de cobrar, pero menos reses afectadas", según ha comentado el mandatario.

Con respecto al número global de reses afectadas, los datos facilitados por la Xunta revelan que en 2016 fueron 1.573 reses, frente a las 1.466 de 2014; y las 1.258 de 2015.

Por especies, en el mismo periodo 2014-2016, el ovino destaca como el más afectado, con 2.449 reses; seguido del ganado vacuno, con 1.040 reses; equino, 420; y caprino, 388.

RECONVERSIÓN DE VIÑA

Por otra parte, la Consellería do Medio Rural ha aprobado un total de 10 planes de reestructuración y reconversión de viña por un importe superior a los 490.000 euros, un 3,44 por ciento más que la convocatoria anterior.

Estas ayudas se aplican, según informa la Xunta, a las superficies destinadas a la producción de uva para elaboración de vino en las cuales se lleven a cabo tareas de reconversión varietal, reimplantación o mejores de las técnicas de gestión de cultivos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.