Con esta obra se busca eliminar el camino de tierra que se había generado a modo de atajo a consecuencia del uso constante efectuado durante años por los propios peatones sobre la campa, y sustituirlo por "una nueva senda peatonal pavimentada con escalones e iluminación que busca responder a las necesidades de los vecinos de circulen caminando por esa zona", y que se convertirá en una "alternativa de paso" al camino ya existente que se ubica a unos cincuenta metros en una zona con escasa pendiente.

Así lo ha señalado la alcaldesa, Esther Bolado, que ha visitado el desarrollo de los trabajos acompañada por el concejal de Servicios Públicos Municipales, Ángel Gutiérrez, y que ha valorado que, gracias a este nuevo acceso peatonal, "los viandantes podrán pasear por la zona o desplazarse para hacer sus recados de manera más segura al que presentaba el camino de tierra que se había creado, ya que además de la propia pavimentación se contará con un pasamanos que facilitará los desplazamientos de personas de mayor edad".

Por su parte, Gutiérrez ha recordado que en estas obras se cuenta con la participación de trabajadores municipales contratados a través del EMCAN dentro de la Orden de Corporaciones Locales del Gobierno de Cantabria en la que Camargo participa y ha indicado que, gracias a estas escaleras, los peatones "no tendrán la necesidad de tener que atravesar un camino que en muchas ocasiones se encontraba impracticable como consecuencia de la lluvia o el barro y que además presentaba un desnivel notable".

Estos trabajos se suman a las labores que operarios municipales efectuaron hace unos meses para mejorar la conexión peatonal entre el barrio Buenos Aires y la calle Hermanos Torre Oruña mediante la construcción de unas escaleras que se pusieron en servicio sobre lo que había sido un camino de tierra utilizado por los vecinos para desplazarse en uno y otro sentido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.