JPMOrgan Chase.
Anuncio del JPMorgan Chase, en Nueva York. EFE

El banco JPMorgan tendrá que hacer frente a una multa de 55 millones de dólares (unos 52 millones de euros) por discriminación. En concreto y según informa el diario The Wall Street Journal, los solicitantes de hipotecas hispanos y negros pagaron unos intereses más altos que la población blanca durante tres años, lo que supone una violación de la Ley Federal de Equidad de Vivienda.

La entidad bancaria, en palabras de su portavoz Elizabeth Seymour, se ha comprometido a pagar la multa de 55 millones de dólares para cerrar la investigación llevada a cabo por las autoridades estadounidenses a raíz de una denuncia del Departamento de Justicia. No obstante, JP Morgan ha resaltado que los créditos de las personas afectadas fueron negociados por agentes hipotecarios externos que no trabajaban para el banco.

Las investigaciones señalan que cerca de 53.000 clientes de grupos étnicos minoritarios pagaron intereses más altos de 2006 a finales de 2009. En concreto y según datos de la oficina del fiscal federal del distrito sur de Nueva York, Preet Bharara, los clientes de raza negra pagaban una medida de 1.120 dólares más que los de raza blanca por préstamos de 191.000 dólares. Los hispanos, por su parte, 968 dólares más por préstamos de 236.800 dólares.

El fiscal Preet Bharara considera que el banco tenía que haber supervisado mejor a sus agentes hipotecarios externos para evitar los casos de discriminación.